La disciplina de los clavados estaba prácticamente olvidada en el Perú y hace algunos años la Federación Deportiva Peruana de Natación decidió recuperarla. Con un importante trabajo desde categorías formativas, este deporte cosecha poco a poco lo que ha ido sembrando. La última muestra son las 12 medallas ganadas en la Copa Pacífico.

En el torneo realizado en Cali, Colombia, una joven selección peruana ganó tres medallas de oro, tres de plata y seis de bronce.

Una de las más destacadas fue Andrea Ricci (11 años), quien ocupó los primeros lugares en trampolín de 1 metro y en trampolín de 3 metros, además de establecer el nuevo récord nacional de grupo D en la especialidad de plataforma con un puntaje de 141.20.

Su hermana Ana regresó con la medalla de oro en trampolín de 1 metro, agregándole el récord al establecer 171.65 puntos y ganar dos de bronce en trampolín de 3 metros y en plataforma.

Las medallas de plata fueron para Guiselle Guimet en trampolín de 1 metro (bronce en plataforma), Daniela Luna en trampolín de 3 metros (bronce en 1 metro) y la dupla Luciana Gil-Camila Cortez en dueto sincronizado sobre un trampolín de 3 metros, evento donde la pareja nacional logró un record de grupo D al registrar 126.39 puntos.

Del mismo modo, las últimas dos medallas de bronce se conquistaron a través de Alejandro García en trampolín de 1 metro, quien además batió los récords nacionales tanto en esta prueba (149.50) como en los 3 metros (163.20), y Pamela Reyes en la modalidad de plataforma.

Gracias a estos resultados nuestro país ocupó la segunda posición de la Copa Pacífico de Clavados 2015. Los otros países en competencia fueron Chile, Ecuador y Colombia.

Cabe resaltar que este año los clavadistas peruanos, representados por Adrián Infante y Daniel Pinto, compitieron en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y que esta misma dupla ganó hace unas medallas una importante medalla de oro en Canadá.