Foto: Franco Sánchez Rodríguez

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Primer medallista parapanamericano en el judo adaptado peruano y primer judoca nacional en formar parte en unos Juegos de esta magnitud. Su nombre es Antero Freed Villalobos (-81 kg), o simplemente Freed, como lo conoce su familia, y acaba de hacer historia.

Publicidad

 

Esta fecha, 25 de agosto del 2019, quedará en la memoria de los asistentes al Polideportivo 2 de la Videna, ya que presenciaron un hito en este paradeporte al ver la obtención de la medalla de bronce por parte de Villalobos, quien pese a caer en sus combates iniciales contra el mexicano Eduardo Ávila, el cubano Gerardo Rodríguez y el brasileño Harlley Pereira, se repuso en su último enfrentamiento derrotando por ippon al norteamericano Nathan Ostergaard.

“Lo único que he hecho es poner la primera piedra en este largo y complicado proceso que es el judo adaptado. Y eso siempre lo voy a decir. Mi principal objetivo no era la medalla, sino comenzar el camino. ¿Qué es difícil? Sí, pero no imposible”, confesó Freed muy emocionado luego de la ceremonia de premiación.

El representante patrio, nacido en Arequipa, confiesa que ha dado un gran paso no solo en su carrera, sino en lo que se propuso desde un inicio. “Lo que importa no es que sea Freed Villalobos, Hernán, Eduard, o cómo se llame, lo que interesa realmente es que el Perú logró cumplir con la expectativa que generaba este paradeporte. Como deportistas y como personas hemos roto límites. No hay barreras, tú te la pones.”

Dejar su ciudad natal por venir a la capital fue una decisión difícil, pero que al final influyó en lo que pudo alcanzar en esta jornada. Su día iba a llegar tarde o temprano de la mano del sensei, y amigo, Pedro Manrique. “Podemos decir que todo ha sumado, el sacrificio hace que uno no sea un héroe, sino que tenga más actos heroicos. Tenemos que sudarla, sufriremos y nos caeremos, pero igual nos levantaremos y seguiremos para adelante”.

El camino que empezó Freed Villalobos ha sido un paso crucial para el futuro del paradeporte en nuestro país. Con la venia de la Federación Peruana de Judo el proyecto continuará y podremos tener muchos otros paradeportistas para que nos regalen alegrías en demasía. “¡Arriba, Perú! Todos podemos”.