Foto: Edinson Castillo

Redacción ELPOLI.pe

Yuliana Bolivar (+78 kg) entro en la historia del judo peruano. No solo por ser parte de la selección nacional que ganó más preseas en todas las ediciones de los Juegos Panamericanos, con tres metales en total, se convirtió en la primera judoca nacional en subir al podio en los juegos y, no contenta con ello, ganó su primera medalla representando al Perú.

Publicidad

La atleta nacida en Venezuela, quien se nacionalizó peruana en quincena de junio, ya sabe lo que es ganar medallas en torneos del circuito olímpico. Representando al país vinotinto obtuvo la medalla de plata en lo Bolivarianos del 2009 y el bronce en los Odesur del 2014.

Pero esta vez fue diferente, ganó una presea muy importante en su carrera, defendió al país que le abrió las puertas hace tres años, que la acogió como parte de su familia y la hizo sentir como en casa. Cuando se lo propusieron a inicios de año (nacionalizarse y defender a Perú en Lima 2019) no lo pensó dos veces y aceptó.

Hoy, gracias al esfuerzo que hizo la federación para acelerar el proceso de nacionalización, Yuliana pudo cumplir uno de los objetivos del año, retribuyó todo ese cariño que le brindaron subiendo al podio y regalando una medalla al Perú.

En el golden score, la americana Nina Cutro-Kelly hizo su tercer shido (falta), con lo cual se le otorgaba la victoria a la peruana. Yuliana no lo podía creer, ni bien el árbitro la declaró como ganadora estalló en lágrimas y agradeció a todo el público que estuvo presente en el Polideportivo 1 de Videna.

“No podía creer que había ganado. Trabajé mucho, dejé muchas cosas atrás y haber logrado el objetivo por el cual luché desde un principio tiene un valor muy grande. Además, sentir esa celebración del público peruano que me ha adoptado de la mejor manera fue muy emocionante, sobre todo en este momento que no está mi familia” señaló Yuliana.