Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

La Federación Peruana de Remo (FPR) realizó la compra de 5 botes para remo coastal (mar abierto) a Euro Diffusion’s, reconocida empresa extranjera. La tardía entrega de éstas embarcaciones hizo que actualmente el director de la Dirección Nacional de Deporte de Afiliados (DINADAF), Víctor Aspillaga, presente acciones administrativas en contra de la federación ante el Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte (CSJDHD).

Publicidad

Por el momento la FPR no puede recibir la subvención económica que le corresponde, porque, según lo mencionado por Aspillaga, el caso se encuentra en evaluación por la oficina de asesoría jurídica y por el CSJDHD. Por tal motivo, ELPOLI.pe dialogó con el Sr. José Carlos Spihlmann Enders, presidente de la federación en cuestión, para que pueda explicar el porqué de la demora.

“El tema es sencillo y complicado a la vez. Compramos 5 botes coastal a un proveedor francés (Euro Diffusion’s), con el cual ya habíamos trabajado anteriormente y que también abastece a la FISA (Federación Internacional de Sociedades de Remo). Lamentablemente pasó algo que está fuera de nuestro control. Hicimos el pago por adelantado, como corresponde, con la promesa de que las embarcaciones llegaban en un par de meses. Pasaron cinco meses y nos enviaron un comunicado indicando que se encontraban en reestructuración financiera por problemas económicos”, comenzó aclarando.

De acuerdo a lo que indican expertos, la reestructuración financiera es el convenio acordado entre el deudor y el acreedor bajo un esquema que propicie el beneficio mutuo, una vez adecuado el perfil financiero de la empresa objeto de la reestructuración. Además, exige cambios operativos de la organización para buscar un incremento en los ingresos y en los egresos.

“Lo único que podíamos hacer era iniciarle un juicio a una compañía extranjera en Francia y quedarnos sin nada. Continuamos en contacto con el encargado y nos dijo que lo esperemos un poco más que nos iban a entregar los botes. A través de la FISA, y a raíz del Campeonato Mundial de Remo Coastal en Canadá, logramos que el proveedor nos enviará después del torneo las 5 embarcaciones adquiridas y, adicionalmente, una más, por la cual no pagamos ni un euro, ya que fue como compensación por las demoras ocasionadas. En noviembre del año pasado llegaron los 6 botes a Lima”, añadió.

La federación publicó el pasado 6 de marzo un comunicado sobre esta situación. El punto 5 del mismo indica que “aprovechando la presencia del Sr. Linares y de su entrenador, el Sr. Diego Mejía, se llegó a un acuerdo a través del cual los representantes de la FPR recibirían botes nuevos que Euro Diffusion’s había llevado a dicho evento para su alquiler a las distintas delegaciones que ahí competían”.

Dicho evento hace mención al Campeonato Mundial de Remo Coastal, que se señala líneas arriba y en donde Eduardo Linares se consagró campeón del mundo. Con respecto a esto, y con referencia a lo mencionado por Víctor Aspillaga en una anterior entrevista a este medio, el dirigente nacional precisó que “adquirimos unos botes en el 2017 y nos llegaron el modelo 2018, equivalente al que habíamos comprado. Las embarcaciones, provenientes de Francia, fueron llevadas por el proveedor al Mundial. Es desde Canadá que nos las mandan”.

Subvención Económica

Finalmente, el Sr. Spihlmann dejó en claro la postura que posee en proporción a la Directiva N° 80-2018-IPD/DINADAF y a la cual se rige en estos momentos la DINADAF. Asimismo, concluyó diciendo que la FPR tiene todo lo necesario para recibir la subvención económica del 2019.

“La Directiva va contra toda lógica y ley. Yo puedo admitir que me exhorten cuando me declaren culpable, y para ello está el CSJDHD no la DINADAF. Nosotros vamos a ir hasta las últimas consecuencias. No tengo porqué renunciar, porque no soy culpable de nada. La federación tiene todo en regla para que le den la subvención económica. Hemos presentado lo necesario con la debida anticipación; es más, tenemos el presupuesto aprobado”, finalizó.