Foto: Federación Internacional de Voleibol

Escribe: Margarita Rivera Monforte

Una nueva baja se suma a la reciente convocatoria a la selección peruana de voleibol. La destacada líbero Vanessa “Choco” Palacios decidió no aceptar la invitación del entrenador Luizomar de Moura, debido a temas familiares que demandan toda su atención.

En entrevista exclusiva con ELPOLI.pe, y con voz entrecortada, la jugadora del Istres Voleibol de Francia explicó los motivos de su decisión: “No ha sido fácil para mí. Es la primera vez que digo que “no” y es porque no puedo. Al equipo le deseo de corazón, todos los éxitos del mundo y que Dios las acompañe siempre. Solo Él sabe qué pasará en el futuro”, le dice Palacios a todo el Perú.

¿Qué sentiste cuando te comunicaron que estabas convocada a la selección?

Siempre estar convocada a la selección es una alegría grande, es un orgullo saber que cuentan contigo para poder representar a tu país.

¿Cómo estás física y técnicamente?

Gracias a Dios estoy bien físicamente y técnicamente. He estado entrenando y jugando, no he tenido ninguna lesión y siempre he trabajado bien para poder estar en buenas condiciones en todo aspecto.

Foto: Federación Internacional de Voleibol.

 

¿Por qué has decidido esta vez no aceptar la convocatoria?

No es porque no quiera jugar por mi selección, siempre he querido y siempre quiero representar a mi país. Pero si ahora he tomado esta decisión es porque de verdad no puedo, debo solucionar algunos documentos de mi hijo y esperar que termine la guardería para poder viajar a Lima. Aquí en Europa las clases no son en las mismas fechas que en Perú y aún no sé a ciencia cierta cuándo volveré por el tema de documentos de mi pequeño. Es por eso que se complica todo y es por eso que ahora no puedo aceptar la convocatoria.

¿Qué te dijo tu familia?

Mi familia se alegra cada vez que soy convocada a la selección, pero ante todo siempre me apoyan y me respaldan en mis decisiones.

¿Hay posibilidad de que reconsideres tu decisión?

Hoy en día no. Más adelante puede ser; pero eso ya no dependerá de mí, dependerá del entrenador si quiere contar conmigo en otro momento. Gracias a Dios aún puedo seguir jugando y solo Él sabe hasta cuándo. De momento seguiré jugando en Francia una temporada más.

¿Qué le dices a tus colegas que empezarán pronto los trabajos con Luizomar?

A las chicas que están convocadas qué les puedo decir que no les haya dicho ya, porque he trabajado con todas en la selección. Estoy segura que darán todo por el país, van a trabajar duro, a esforzarse y a sacrificarse para poder obtener resultados buenos. Siempre unidas y con mucha fe en que Dios estará con ellas en cada torneo. Y por supuesto, las extrañaré a todas.

¿Has considerado la posibilidad de la dirección técnica en algún momento?

Cuando acabe mi carrera como deportista, sí tengo pensado terminar mi preparación para poder ser entrenadora porque el voleibol es mi pasión. Pero ahora mismo no pienso en eso porque como te dije antes, gracias a Dios estoy bien físicamente y aún pienso seguir jugando.

¿Qué esperas de la selección? ¿Se puede lograr el objetivo olímpico con Luizomar?

No tengo el gusto de conocer a Luizomar, pero por el currículum y el nombre que tiene en Brasil seguro que hará un buen trabajo y por qué no pensar en que sí se clasificará a los Juegos Olímpicos. Para eso se tiene que trabajar muy duro y estoy segura todos lo harán así.