Foto: Raul Sifuentes / Getty Images

La selección peruana de levantamiento de pesas alista el viaje a Colombia para competir en el Preolímpico Panamericano. El torneo, que se realizará del 6 al 11 de junio, es la oportunidad que esperan los halterófilos nacionales para conseguir el boleto a Río 2016.

La meta de nuestro equipo es conseguir al menos un cupo en la rama masculina y uno en la femenina. Ambos son los denominados cupos-país y quedará en manos de la federación nacional la elección del deportista que estará en los Juegos Olímpicos de este año.

Al Preolímpico Panamericano de Levantamiento de Pesas llegarán los mejores del continente, pues hasta la fecha Colombia es el único país de esta parte del mundo que ha conseguido asegurar presencia para la cita en Brasil. Venezuela, Estados Unidos, Canadá, entre otros, mandarán a su mejor selección para sumarse a la competencia más importante del año.

Pero además del Preolímpico, la posibilidad de que algún halterófilo peruano esté en Río 2016 se extiende a una segunda opción: la reasignación de cuotas. En este aspecto, el Perú es firme candidato a recibir un cupo de clasificación olímpica.

Sucede que el proyecto de desarrollo de la halterofilia en nuestro país, cuya sede está en Lambayeque, es uno de los que más gusta a la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas. José Quiñones, presidente de la federación peruana de este deporte y del Comité Olímpico Peruano, es quien lidera este programa y ha sido el encargado de exponerlo en las diferentes reuniones internacionales, despertando así el interés internacional.

A través de este plan se ha conseguido descubrir el talento de niños y jóvenes para la práctica de la halterofilia. Uno de sus grandes logros ha sido que la selección peruana de levantamiento de pesas sea conformada por deportistas de varias ciudades del Perú. Incluso algunos de ellos ya ostentan medallas en mundiales juveniles y otros torneos relevantes.

Por citar algunos ejemplos mencionaremos a Oscar Terrones, Fiorella Cueva, Brandy López, Beatriz Lima y, poniendo la cuota de experiencia, Hernán Viera.

Para los Juegos Olímpicos Londres 2012, Silvana Saldarriaga fue la representante elegida por la federación nacional para ocupar el puesto obtenido por reasignación de cuotas. Han pasado cuatro años y el proyecto ha crecido en nuestro país, por eso es seguro que la halterofilia peruana tendrá representante en Río 2016.

En nota anterior mencionábamos que bajo una mirada optimista, se espera que sean 25 ó 26 los deportistas peruanos que estén en Río 2016. La posibilidad del levantamiento de pesas así lo confirma. La delegación nacional sigue creciendo.