Foto: Erick Garay Alberto

La decisión de la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Atletismo, de suspender seis meses a Gladys Tejeda por haber dado positivo en un control antidopaje durante los Juegos Panamericanos Toronto 2015, aún no puede considerarse como definitiva. La sanción oficial solo podrá ser dada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés).

Jorge Canales, abogado de Gladys en este proceso, hizo público el castigo impuesto por la CJ de la federación peruana: “Seis meses fue lo que calculamos. El castigo se ha reducido en un cuarto de lo que pensábamos”, dijo en una entrevista concedida a Canal N.

Si esta fuera la sanción definitiva Gladys podría correr el maratón de los Juegos Olímpicos Río 2016, pues el castigo se contabiliza desde que Odepa se pronunció oficialmente sobre el tema y le retiró la medalla a la atleta peruana. Es decir, los seis meses se contarían desde el 9 de septiembre de este año y en este caso la inhabilitación duraría hasta marzo de 2016. La cita olímpica será del 5 al 21 de agosto.

No obstante, todo parte de un supuesto. Aún no se puede asegurar la presencia o ausencia de Tejeda Pucuhuaranga debido a que lo dicho por Canales no se refiere a una sanción oficial. Teniendo en cuenta que esta decisión le pertenece a otra instancia y considerando lo delicado del proceso, sorprende que el abogado haya decidido hacer público lo de los seis meses.

Es potestad de la IAAF ratificar esta suspensión preliminar o modificarla (en el peor de los casos, aumentarla). Le corresponde a la federación peruana defender la decisión de su CJ y lograr que nuestra deportista pueda correr en Río 2016. Los peruanos esperamos verla correr otra vez.