Escrito por: Tomazinho Bendezú.

Serena Williams se llevó el Australian Open y hace historia al sumar su décimo noveno título de Grand Slam.

La número uno del mundo se impuso a María Sharapova (2) en el primer set por 6-3. En está primera jornada, se vio a una Sharapova en la defensiva que al final le costó el set. Ya en la segunda maga, la rusa se mostró más agresiva en la cancha, salvando un match point, en el 5-4. Finalmente el segundo set se definió en el tiebreak donde la número dos de la WTA, salvó uno de dos puntos de campeonato, pero uno ace de Williams cerró el partido con un parcial de 7-6(5).

Este es el sexto título del abierto australiano y número 19 de Grand Slam para la menor de las Williams, superando de esta manera a Martina Navratilova y Chris Evert (18) y se pone a 3 de los 22 de la alemana Steffi Graf.

Desde el 2004, no se habían enfrentado la uno y dos del mundo en el primer Grand Slam del año. También cabe mencionar que en Australia, hasta el día de hoy, quince veces se habían enfrentado las dos primeras del ranking, con la balanza inclinada por una victoria más para las segundas clasificadas.