Foto: NORCECA

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019 concluyeron el pasado 1 de septiembre y las distintas federaciones deportivas nacionales continúan con sus actividades. Sin embargo, algunas de ellas no cuentan, hasta el momento, con su lugar de entrenamiento destinado en la Videna, como es el caso del voleibol.

Publicidad

ELPOLI.pe pudo conocer que la Federación Peruana de Voleibol (FPV) aún no recibe el Centro de Alto Rendimiento que tiene en Videna. Esta institución cedió su espacio en favor de algunas competencias de Lima 2019, como el squash. No obstante, el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos (COPAL) no ha cumplido con devolver la sede en el plazo acordado.

Incluso aún hay estructuras temporales que no han sido desinstaladas debido a que todavía no comienzan los trabajos y por eso tampoco se ha colocado el piso flotante en el recinto, material adecuado para que los jugadores disminuyan el riesgo de sufrir lesiones. Esto hace que las distintas selecciones nacionales de voleibol no puedan ingresar, y mucho menos entrenar, en su propio espacio.

Miembros de la Federación Peruana de Voleibol e integrantes del equipo confirmaron a ELPOLI.pe que COPAL tendría que haber entregado el CAR de voleibol en Videna entre el 9 y el 12 de este mes. La urgencia por contar con un lugar adecuado para entrenar responde a que se aproximan distintas actividades para los equipos nacionales, como el Preolímpico del año siguiente para la selección masculina.

La casa del voleibol peruano en la Villa Deportiva Nacional fue puesta a disposición de COPAL en mayo pasado, con el compromiso de que sea devuelta a la brevedad posible. El hecho de no contar con un escenario correcto para llevar a cabo una debida preparación fue algo que causó molestia en algunas seleccionadas durante su participación en Lima 2019. Karla Ortiz, capitana y referente, fue una de las que alzó su voz de protesta.

El voleibol es otro de los deportes afectados con la demora en la entrega de las sedes cedidas para la realización de Lima 2019. Ya había ocurrido lo mismo con el judo, bowling, esgrima, entre otros.