Redacción ELPOLI.pe

Como coordinadora del Grupo de Deporte del Congreso de la República, Leyla Chihuán tiene la función de inspeccionar las obras (algunas ya culminadas) de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Durante las constantes visitas al Polideportivo del Callao, sede del voleibol, pudo notar que el diseño de la infraestructura y la excesiva humedad del distrito afectan el estado de las canchas.

Publicidad

La situación hace que la zona de calentamiento esté expuesta, obligando al personal a secar el piso a doble turno para que los deportistas puedan entrenar. La parlamentaria se manifestó y dejó en claro que esto pone en riesgo la integridad física de los jugadores, ya que están propensas a sufrir graves lesiones, teniendo en cuenta que los partidos durante los Juegos serán en época de invierno.

Así, pues, también hizo escuchar su sentir el entrenador de la selección femenina Francisco Hervás. El técnico español afirmó que “si llueve, no se puede entrenar en las pistas de calentamiento”; además del intenso frío que golpea a las voleibolistas. Otro punto es el avistamiento de una gran cantidad de palomas en el techo del campo principal, situación que fue advertida por Chihuán Ramos. Y es que las aves podrían perjudicar el desarrollo de un encuentro.

El Polideportivo del Callao, estimado en un costo de 200 millones de soles, fue entregado a la Federación Peruana de Voleibol (FPV) para una correcta preparación de los equipos de varones y de mujeres. El acontecimiento tuvo lugar cuando faltaban 100 días para el inicio de Lima 2019; ahora, en cambio, tan solo restan 28 días para el comienzo del certamen más importante a nivel continental y al parecer lo presupuestado no habría sido suficiente.