Foto: Willmar Montañez León

Escriben: Erick Garay Alberto – Franco Sánchez Rodríguez

Tiene 16 años, es hija de un atleta olímpico y este fin de semana se convirtió en la participante más joven del Campeonato Sudamericano de Atletismo Lima 2019. Su nombre es Daniella Muñoz, especialista en salto alto, nacida en Estados Unidos y quien ha decidido competir por el Perú. Su debut internacional con casaquilla peruana fue durante este último torneo realizado en Videna.

Publicidad

Daniella lleva el olimpismo en la sangre. Su padre, Hugo Muñoz, fue un atleta peruano (salto alto) que compitió en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000; además de ostentar el título sudamericano de la especialidad en 1993. Hoy, convertido en su entrenador, es la persona que la ha guiado a conseguir títulos como, por ejemplo, ser la atleta más joven (13 años) en ganar esta prueba en un campeonato nacional de mayores (2016); o como el que obtuvo el año pasado al ser la mejor de su categoría (15-16 años) en el Nacional de Estados Unidos.

“Antes jugaba voleibol, pero le dije a mi papá que quería hacer algo diferente y me presentó el salto alto. Creo que tomé la decisión correcta (risas). Ahora luego de clases nos encontramos para entrenar. A veces puede ser un poco difícil, pero, en mi opinión, no hay nadie que me quiere más que él y siempre va a estar a mí lado, no importa si esté ganando o perdiendo. Me encanta”.

Debutar internacionalmente con camiseta peruana ha sido una experiencia increíble para Daniella, cuya mejor marca es 1,74 metros. “Estoy súper emocionada porque es la primera vez que estoy en casa representando a mi país. Hasta ahora solo había competido en campeonatos nacionales. ¿Por qué decidí representar al Perú? Por mi familia, porque me encanta el país, su gente… todo. Me siento muy peruana y muy orgullosa de eso. Por eso estoy buscando más títulos para el país”.

Foto: Willmar Montañez León

“VAMOS, PAPÁ”

En este Sudamericano, el reto para Daniella empezó mucho antes de pararse frente a la colchoneta del nuevo Estadio Atlético de la Videna. Y es que según comentó su padre, durante el congresillo técnico del evento se decidió que la altura inicial del listón (barra) sea de 1.65 metros, cuando normalmente se ubica a 1.60 metros para las damas (así fue en el Sudamericano 2017).

Al ver la mayor dificultad del primer intento, su padre le consultó si aún quería viajar a Perú y competir, recalcándole que este era un torneo de categoría adulta y que ella es aún una sub-18. Tras escucharlo, Daniella tomó su mano y le respondió: “Papi, no te preocupes. Yo puedo. Vamos que quiero competir por el Perú”.

Foto: Renato Albino

Con esa misma entereza se paró este domingo frente a la colchoneta y transformó sus palabras en hechos. La primera altura, que finalmente fue de 1.60 metros, la pasó en su primer intento. La segunda (1.65 metros), también en su primer intento. La tercera (1.70 metros), en su segundo intento. Daniella intentó romper su mejor marca personal cuando pusieron el listón a 1.75 metros, pero lamentablemente no lo consiguió. Sin embargo, las sensaciones de hoy la acompañarán en su evolución como deportista.

Así terminó su participación en el Campeonato Sudamericano Lima 2019. Su próximo desafío será el Campeonato Sudamericano Sub-20 Cali 2019 (junio). Luego irá a Estados Unidos para alentar desde su otro hogar a sus compañeros en los Juegos Panamericanos Lima 2019.