Redacción ELPOLI.pe

Stefanos Tsitsipas ha dado que hablar en el Australia Open al eliminar en octavos de final al mítico Roger Federer por 3-1 (6-7 (13); 7 (7)-6; 7-5; 7 (7)-6). El triunfo lo ha puesto en boca de todos y sacó a relucir un pasaje no tan grato de su vida: aquella vez en la que estuvo a punto de morir ahogado y fue salvado por su padre.

Publicidad

El mejor tenista de su país en la actualidad (15 del ranking ATP) tuvo un incidente que lo marcó para toda la vida. “Estaba jugando un torneo Future en Heracles, teníamos el día libre y nos fuimos al mar, pero no nos dimos cuenta de que las condiciones eran difíciles para nadar”, narró el jugador griego en una entrevista con el portal web de la ATP.

“Nos metimos con un par de amigos, cinco metros adentro y todo pasó muy rápido. Sentí que poco a poco me ahogaba. Fue la única vez en mi vida que he sentido que en pocos segundo me moría. Tuve esa sensación”, continúo narrando.

Tsitsipas le agradece a la vida que su entrenador y padre, Apostolos, haya estado en ese momento para poder auxiliarlo. “Mi papá estaba con nosotros y se lanzó al agua para salvarnos. Tiró de mí, intentando acercarme a la playa y, después de cinco minutos luchando, encontramos una roca. Allí pudimos respirar un poco y fue un momento de alivio para todos. Poco a poco volvimos a la playa”.

Luego del gran susto que sufrieron, el mensaje que les dejó esa situación fue única. “Allí entendimos hasta qué punto estábamos unidos todos nosotros”, finalizó.

Ahora, Stefanos Tsitsipas vive un gran momento en su corta carrera deportiva. Después de derrotar a Federer en un reñido encuentro, Stefanos se alista para enfrentar en los cuartos de final del Grand Slam al español Roberto Bautista.