Foto: Franco Sánchez Rodríguez

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Jesús Castillo consiguió la marca clasificatoria para los Juegos Parapamericanos Lima 2019 el 20 de octubre de este año en Colombia. En la prueba de los 100 metros planos de la categoría T64 (atletas con prótesis en una pierna), Castillo cronometró 13s16c en el Open de Barranquilla, superando así los 13s60c que se solicitaba.

Publicidad

Luego de transcurrido un mes de su histórico logro, el destacado deportista de tan solo 14 años conversó en exclusiva con ELPOLI.pe y nos contó un poco sobre lo que significó el torneo colombiano para él y la realidad que atraviesa. “Fue muy importante lo que obtuve en Colombia. Cuando me comentaron que había alcanzado la marca para estar en Lima 2019 sentí que todo el esfuerzo que hice desde los 10 años valió la pena”.

Debido a un mal congénito, Jesús tuvo que pasar una parte de su vida en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). Es en este centro hospitalario que él conoció lo que le cambió la vida: el deporte. “En el INEN hubo una convocatoria en donde buscaban a chicos con talento y que tuvieran alguna discapacidad. Me animaron para hacer la prueba, me dijeron que esto era lo mío. Fui y desde entonces me gusta mucho lo que hago”.

La joven promesa del para atletismo nacional se despierta muy temprano para salir de su casa, situada cerca del Puente Huachipa (Ate), y trasladarse más de 34 km hacia Chorrillos. “Me levanto a las cinco y media de la mañana para ir a entrenar a la Escuela Militar. Ni bien acabe el colegio este año creo que me voy a mudar cerca, a la casa de un familiar, para sin ningún problema continuar con mi preparación”.

Muy a parte de lo lejos que se encuentra el lugar donde vive del sitio donde entrena, a Jesús le preocupa mucho lo que pueda suceder con la herramienta que lo ayuda a competir. “Lo que más costó fue obtener la prótesis de competencia. Y ahora va a ser muy difícil de nuevo conseguir otra, ya que ya sobrepasé el peso límite. La paleta resiste hasta 50 kg. y yo ya estoy con 58 kg.  Ojalá que para Lima 2019 pueda tener otra”.

Su mamá, la señora Judith Pacheco, también se pronunció sobre este tema. “Espero que la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPP) nos pueda apoyar. Jesús es un proyecto a futuro, porque solo tiene 14 años y ya está clasificado a los Juegos Parapanamericanos. Creo que el deber de la ANPP es ayudarnos”. Nos comunicamos con la señora Luisa Villar, presidenta de la ANPP, para qué nos pueda brindar su testimonio pero por el momento no recibimos respuesta alguna.

Jesús Castillo forma parte del programa “En sus marcas, listos… Inclusión” que la Fundación Agitos lleva a algunos países en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo, Coldeportes y la APC Colombia. Agitos se considera una organización internacional que elabora actividades deportivas para personas con discapacidades como herramienta para cambiar vidas.