Foto: Willmar Montañez León

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

El parabádminton es un deporte que este 2017 ha dado que hablar, puesto que hay representantes que nos han dejado muy bien parados en el ámbito internacional. Uno de ellos es Jesús Salvá. Este año estaba siendo muy bueno para él, pero sobre el final no todo salió como esperaba.

Publicidad

Por el mes de noviembre Salvá tenía que hacer pareja con Giulana Poveda en la rama de Dobles Mixtos en el Mundial de Parabádminton que se realizó en Ulsan, Corea del Sur. Sin embargo, hay algo que llamó mucho la atención y es que él nunca formó equipo con Poveda en esta competencia.

“Yo iba a competir con Giulana, pero no se llegó a dar porque ella estuvo planeando participar con un jugador de otro país desde agosto, y esto no me lo habían informado. Me avisaron faltando tres días del mundial, eso no es dable, y sobre todo si ya tenía conocimiento de esto el entrenador (Derly Delgado)”, mencionó Jesús a ELPOLI.pe.

Ambos ya sabían lo que es obtener medallas juntos debido a que ganaron el oro en el USA Parabádminton, llevado a cabo el mes de octubre. “Todo lo que ocurrió me fastidió bastante porque un mundial es lo que desea un deportista, es el torneo más esperado; yo estaba preparado para romperla con mi pareja, pero bueno el técnico habrá tenido sus razones”.

Lo que él anhela saber es cómo se va a definir su futuro, “yo quisiera enterarme qué es lo que piensa el entrenador, quiero que me diga qué va a hacer con respecto a esto. Deseo conocer qué será de mí en mixtos”.

Jesús Salvá es actualmente el puesto número 8 en el ranking de la Bádminton World Federation (BWF) en la categoría SS6. También individualmente ha alcanzado preseas en el Panamericano de este año y en los demás torneos que disputó; al parecer todo lo que ha logrado no fue suficiente para que lo reconozcan como uno de los mejores deportistas. “Creo que se olvidaron de mí al apuntar los nombres. He ganado en todas mis internacionales, hubiera sido bonito que me reconocieran” finalizó.

Lo único que le queda es voltear la página y mentalizarse en lo que se le viene para el 2018, ya que todos los campeonatos de Bádminton sumarán puntos para lo que será Tokio 2020 y también irá en busca de su clasificación a Lima 2019.