Foto: Federación Peruana de Voleibol

Redacción ELPOLI.pe

Apelará. Luis Linares dice haberse enterado a través de las redes sociales de la sanción que le ha impuesto la segunda sala del Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte (CSJDHD). El expresidente de la Federación Peruana de Voleibol (FPV) anuncia que cuando reciba formalmente la resolución, presentará una apelación.

El exdirectivo ha preferido, por el momento, pronunciarse solo a través de un comunicado. En él señala que “se está cometiendo un abuso por cuanto por las mismas denuncias ya fueron investigadas por la Contraloría y desvirtuadas en el proceso de auditoria realizado a la FPV”. Señala también que la primera sala del CSJDHD revisó este caso y los absolvió de toda culpa, por lo que esta vez no se ha respetado el principio jurídico por el cual nadie puede ser procesado dos veces por la misma causa.

“(Quiero) Asegurarles y ratificarles que no nos hemos apropiado de los bienes de la FPV y por el contrario, trabajamos intensamente durante el periodo en que fuimos directivos y ustedes son más que testigos de las obras y actividades que hicimos para relanzar y mejorar el nivel del voleibol peruano”, añade Linares Pablo en nombre de los miembros de su directiva que también fueron sancionados: Rosa García, José Cano, David Rodas, Víctor Ochoa y Carlos Laos.

Linares cierra su comunicado con las siguientes palabras: “Tendrán que matarme para desaparecer y aun así mis acciones y pensamientos han de perdurar en el espacio tiempo del voleibol… Vivo y sueño con voleibol. Para que opaquen mis sueños tendrán que matar al soñador”.

Como informábamos horas atrás, la segunda sala del CSJDHD ha dispuesto que los involucrados tendrán un plazo de 15 días hábiles para presentar un recurso impugnativo a la sanción impuesta. Linares, García y Cano recibieron una inhabilitación de cinco años para ejercer cualquier cargo deportivo; mientras que Rodas, Ochoa y Laos fueron sancionados con una amonestación escrita.