Los niños juegan solo en una mitad de la cancha de básquet.

En EL POLI nos hemos propuesto buscar el desarrollo del deporte peruano en todos sus niveles. Por ello, entendemos que la primera responsabilidad de todos los comprometidos en esta tarea es brindar las mejores condiciones para practicarlo desde las bases.

En ese sentido, sorprende el descuido de muchas instalaciones donde se brindan los primeros conocimientos para la práctica deportiva, como ocurre en el Complejo IPD de Chacarilla, en San Juan de Lurigancho.

Dicho recinto imparte clases de distintas disciplinas, entre ellas fútbol, básquetbol, voleibol, danza y más. La entrada muestra un anuncio muy bonito sobre las inscripciones y los cursos. No obstante, adentro deja mucho que desear.

“Todo ha ido en retroceso. No solo han disminuido los deportes que se enseñan, en relación al año anterior, sino que la infraestructura ha desmejorado considerablemente”,  señaló la señora Sandra Sánchez, madre de una de las estudiantes del complejo.

En efecto, salvo la cancha sintética de fútbol los otros deportes se practican con implementos en pésimo estado. Los tableros de básquet están picados y rotos. Solo uno tiene aro y la canasta (red) está rota.

En otro sector se aprecian tribunas movibles con tablones rotos y fierros deteriorados, lo que pone en riesgo la integridad de los niños que acuden allí a diario.

Sería bueno que las autoridades del IPD se den una vueltecita por el lugar y así puedan conocer in situ la situación, a fin de buscar la solución.

Si tú también quieres reportar sobre el estado de las losas deportivas en tu vecindario, quieres reunir a más personas para hacer deporte o informar sobre las actividades deportivas en el lugar donde vives, escríbenos a redaccion@elpoli.pe o a nuestro fanpage ELPOLI.pe.

Juntos podemos lograr que la actividad física se convierta en elemento importante de la sociedad.