Foto: Daniel Apuy / Getty Images

Escribe: Allison Gamarra

El esquí acuático peruano consiguió un gran triunfo en el XXIII Campeonato Latinoamericano realizado en la ciudad de Misiones (Argentina). Nuestros seleccionados se adjudicaron el tercer lugar del podio general.  

Los grandes abanderados del equipo peruano fueron los hermanos Rafael y María Alejandra de Osma, quienes juntos obtuvieron 17 medallas. Rafael ganó seis de oro (slalom sub-21, open slalom, salto sub-21, figuras sub-21, overall sub-21 y open overall), dos de plata (open salto y open figuras) y dos de bronce (sub-21 y open por equipos). Por su lado, María Alejandra obtuvo seis de oro (slalom sub-17, open slalom, salto sub-17, figuras sub-17, overall sub-17, equipo sub-17) y una de bronce (open por equipos).

“A pesar de que el esquí es un deporte muy individual, siento que esta vez trabajamos como equipo. Esta es una meta que hemos tenido por mucho tiempo”, sostuvo Rafael. Por su parte, su hermana afirmó que “siempre supimos cuáles eran nuestros objetivos. Nuestra estrategia fue saber dosificar nuestras energías para las finales y el trabajo de nuestro entrenador fue clave”.

La destacada actuación peruana culminó con los logros de Felipe Franco, quién consiguió una de plata y tres de bronce; Andrea Tejada obtuvo dos preseas de plata; Rafael Franco ganó una de oro y una de bronce; y por último, José Tejada se adjudicó una medalla de bronce.