Foto: World Surfing League

El trujillano Piccolo Clemente se ha vuelto a poner la corona de campeón mundial. El surfista peruano protagonizó una dura competencia contra el estadounidense Taylor Jensen y salió victorioso del mar de China, sede del Campeonato Mundial de Longboard 2015.

Foto: World Surfing League
Foto: World Surfing League

Clemente tuvo que hacer gala de sus mejores maniobras sobre las olas para poder quedarse con el título, consiguiendo un acumulado de 18.30 puntos gracias a sus dos mejores performances (8.47 y .83).

Jensen, dos veces campeón mundial, no fue rival sencillo y hasta los últimos minutos mantuvo el suspenso de coger una ola que lo pusiera sobre el peruano. Finalmente no lo consiguió y se quedó con un puntaje total de 17.70 (9.43 y 8.27).

Foto: World Surfing League
Foto: World Surfing League

De esta forma Piccolo se quitó el sinsabor de la derrota ante Jensen sucedida en octubre en Japón. Aquella vez fue victoria para el rival norteamericano, pero ahora la perseverancia y dedicación del peruano lo llevaron a ganar el título más importante del año.

El camino a su segundo título mundial (el primero lo ganó en 2013) no fue sencillo. Piccolo había vencido en semifinales a Ben Skinner de Gran Bretaña, en cuartos derrotó a Jeferson Silva de Brasil y en la etapa previa superó a Cole Robbins de Estados Unidos.

Foto: World Surfing League
Foto: World Surfing League

“Me siento increíble. Luego de haber sido eliminado temprano en la competencia del año pasado me sentí frustrado y por eso he trabajo duro todo el año para este evento”, comentó emocionado nuestro compatriota.

Esta foto es de octubre. Aquella vez, en Japón, Piccolo cayó en la final ante Jensen. Foto: S. Yamamoto/WSL
Esta foto es de octubre. Aquella vez, en Japón, Piccolo cayó en la final ante Jensen. Foto: S. Yamamoto/WSL

Jensen, en tanto, explicó su frustración diciendo que “es la primera vez que quedo segundo y es muy doloroso. Es mejor quedar noveno que ser subcampeón”.

Piccolo, hijo ilustre de Huanchaco, le ha regalado al Perú un nuevo título mundial. Gracias a él podemos volver a decir que nuestro deporte es campeón del mundo, gracias a él podemos volver a celebrar un nuevo triunfo deportivo.

Gracias por todo el esfuerzo, Piccolo. Gracias por tanto, campeón.