Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), impulsó este martes un proceso de reformas que abarca las etapas de postulación y realización de los Juegos Olímpicos. Son tres los pilares de este pliego: más deportes, menos gastos y mayor inclusión.

Destaca el cambio a un programa olímpico por pruebas y no por deportes. La propuesta busca romper la barrera de 28 disciplinas deportivas y tener Juegos hasta con 310 pruebas. La ciudad sede podrá proponer algunas de éstas y si esto conlleva a la introducción de un deporte, la decisión se tomará por voto de la Asamblea. De haber consenso ya no será necesario esperar siete años para la inclusión.

En Londres 2012 hubo 26 deportes y 302 pruebas; en Río 2016 habrá 28 deportes con la inclusión del rugby seven y el golf, y 306 pruebas. Para Tokio 2020, Japón plantea proponer la inclusión del béisbol y el softbol, disciplinas muy populares en su país.

Se ha propuesto también fortalecer las relaciones con las ligas deportivas profesionales a fin de que los mejores atletas participen en los Juegos Olímpicos.

CANDIDATURA

El COI ya no se limitará a mandar un cuestionario exigiendo que se cumplan los requisitos, sino que se convertirá en socio del proyecto que mejor se acomode a sus necesidades económicas, sociales, medioambientales y deportivas. Una de estas necesidades es que se priorice el uso de instalaciones existentes y la implementación de sedes temporales.

Aquellos proyectos, que serían invitados a participar, recibirán una “contribución económica significativa” del COI. Se reducirá a cuatro el número de presentaciones previas a la votación final y las ciudades candidatas ya no pagarán los gastos de la Comisión Evaluadora. Esto correría por cuenta del COI.

Otro punto a resaltar es la posibilidad de que algunas pruebas se realicen en ciudades distintas a la elegida y “excepcionalmente” en otros países. “Cuando una ciudad tiene el 90 o 95 por ciento de la infraestructura, pero le falta el resto, por qué no abrir la puerta…”, comentó Bach.

SOCIAL

Otra propuesta que refleja el intento del COI por adecuarse y responder a la realidad social es la referida a la homosexualidad. En ella se recomienda incluir en la Carta Olímpica, como principio fundamental del Olimpismo, la no discriminación por orientación sexual.

La llamada Agenda 2020, en referencia al año en estas reformas podrían entrar en vigencia y que coincidirá con los Juegos Olímpicos en Tokio, contiene 40 propuestas para renovar el movimiento olímpico. Éstas serán sometidas a debate y votación durante la Asamblea que se celebrará los días 8 y 9 de diciembre en Mónaco.