Foto: IPD

Redacción ELPOLI.pe   

Diversas sedes deportivas del Instituto Peruano del Deporte (IPD) en todo el país vienen siendo utilizadas para combatir al COVID-19 (coronavirus). En Lima, la explanada norte del Estadio Nacional se encuentra en manos del Ejercito del Perú la cuál es la base del centro de operaciones.

 

En Áncash, el Coliseo Cerrado de Huaraz se ha transformado y ahora es un centro de hospitalización. El Coliseo 15 de Agosto (Huánuco), el Estadio Picasso Peratta (Ica) y el complejo Mamá Teófila del estadio de Huancayo (Junín) vienen siendo utilizados como centro de detención de personas.

Foto: IPD

 

Las explanadas de las tribunas norte, sur y occidente del estadio Max Augustín de Iquitos se usan como depósitos de vehículos. El Coliseo Tacna y el estadio Jorge Basadre en Tacna se han vuelto en albergues para personas que no tienen hogar.

En Camaná (Arequipa) el estadio 9 de Noviembre viene siendo utilizado como albergue para el personal del Ejército Peruano que se encuentra patrullando esa ciudad. En Pisco (Ica) el complejo la Esperanza se usa como mercado minorista, mientras que San Martín el estadio IPD de Moyobamba y Coliseo Ayaymama se usas como zona de aislamiento para personas que retornan de otras provincias y el Coliseo Cerrado Tarapoto sirve como albergue para personas sin hogar.