Foto: Alicia Fonseca Sandoval

Escribe: Alberto Vega

Nuevas voces aparecen para contar los problemas que existen con el uso de la infraestructura deportiva tras los Juegos Lima 2019. Algunas, como la Federación Peruana de Esgrima, aclaran además que su deporte no se vio beneficiado con el legado, pues este simplemente no existe para ellos.

 

Mariel Sifuentes, vicepresidenta de dicha institución, señala que la esgrima se quedó sin legado e infraestructura post Lima 2019. Los implementos y materiales que se utilizaron en las competencias de los Panamericanos fueron todos de propiedad de la federación.

“Para el caso de esgrima todo fue alquilado por COPAL. Las pistas instaladas en el lugar de competencias son de la federación. Tuvimos que hacer un inventario para demostrarles que la mayoría de implementos eran de nosotros. Ellos no nos dieron absolutamente nada. Solo remodelaron el escenario. De legado no nos queda nada”, expresó Sifuentes a ELPOLI.pe.

Sobre el uso de la infraestructura deportiva, la esgrima se une a las demás federaciones que han manifestado su preocupación por este tema, solicitando que sean las entidades vinculadas al deporte (Minedu e IPD) las encargadas de administrar las sedes.

La Federación Peruana de Esgrima tiene en la actualidad un convenio firmado con COPAL (Comité Organizador de los Juegos Lima 2019) para usar las instalaciones de la Videna hasta fin de año. Sin embargo, tienen la incertidumbre de si el convenio podrá ser renovado el otro año y, sobre todo, no entienden por qué tendrían que pedir permiso para usar un espacio que era suyo antes de los Juegos y que solo fue cedido en uso a COPAL para la organización de los Panamericanos.

“¿Por qué tenemos que pedir un lugar que ya era nuestro? Es decir, para entrar a nuestra casa tenemos que pagar derecho de piso. Nosotros venimos trabajando desde hace tiempo y esto es lo mismo que pasa con varias federaciones. Lo que más nos preocupa es no poder contar con la Videna para realizar nuestras competencias”, explicó Mariel Sifuentes, vicepresidenta de la Federación Peruana de Esgrima.

“Hay que pagar unos trámites a la ONAGI por el solo hecho de usar las instalaciones y nos exigen cosas como si estuviésemos organizando un partido de fútbol, no comprenden que aún somos un deporte amateur. Hasta nos ponen trabas para que suene el Himno Nacional”, añadió.

Lo que nos explica Sifuentes es que a la federación le exigen decenas de trámites como si se tratase de una competencia que reúne cientos de espectadores, cuando en realidad el número de asistentes es reducido. Además, indica que los parámetros que le piden están estructurados a espectáculos deportivos como el fútbol donde tienen que tener cuidado con las barras bravas. Esos mismos requerimientos se le solicitan a un deporte como la esgrima que recién empieza a surgir en el país.

Su versión concuerda con lo que ya habían advertido otras federaciones: que la idea de COPAL, y ahora del Mincetur, para administrar el legado; dista mucho de la realidad deportiva nacional, pues las personas que quieren hacerlo no conocen la misma.

“Para cada evento tenemos que hacer el mismo trámite y pagar más de S/ 1200 a ONAGI para que nos dé la autorización de llevar el evento dentro de Videna. Además, tenemos que tramitar con APDAYC y contratar personal de seguridad. ¿Por qué tenemos que hacerlo? Si la Videna ya cuenta con esos recursos”, indicó.

Sobre el hecho de que el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) será la entidad del Estado que se encargará de administrar todas las sedes que dejaron los Juegos, Sifuentes respaldó la posición de las demás federaciones:

“¿Las sedes van a quedar en manos de Mincetur? Ellos lo van a ver comercialmente, pues no conocen ninguna disciplina deportiva. ¿Las federaciones en qué van a quedar? Si el Estado va transferir a Mincetur para que administre las sedes es solo porque el Ministerio de Transportes y Comunicaciones no lo ha querido. Esto le corresponde a Minedu, sino se pierde el espíritu deportivo”, finalizó.

Alrededor de quince federaciones solicitaron al presidente Martín Vizcarra una reunión para que le brinden mayor información sobre cómo se administrará el legado de Lima 2019. El año ya está por acabar y hasta el momento no se sabe a ciencia cierta cuál será el manejo de las sedes.