Foto: Bádminton Perú

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

El badmintonista Mario Cuba consiguió una de las 12 medallas que Perú conquistó en los Juegos Panamericanos Toronto 2015. En aquella oportunidad, y de la mano de Katherine Winter, se hizo con la presea de bronce al llegar a la semifinal en dobles mixtos. Con una rescatable actuación en la edición de Guadalajara 2011 y los Juegos Olímpicos de la Juventud del 2010, Cuba fue uno de los más experimentados y líderes de la joven selección en Lima 2019.

Publicidad

Más de una década ligado al deporte que lo apasiona y que tanta ama, le hace hoy, después de concluir su participación en los Juegos Panamericanos Lima 2019, considerar si su futuro seguirá inmerso en el equipo peruano. “Todavía no lo tengo bien claro, lo que pasa es que son 17 años jugando bádminton. Debo pensarlo, aún no he evaluado que sucederá después de estos Juegos. Dependerá de mí, tengo que sentarme y analizarlo”.

Con 26 años, Cuba Rodríguez sostuvo su tercera vivencia panamericana, y quizás una de las más añoradas. El hecho de ser local, estar con tu gente y tener los colores del Perú sobre el pecho, son factores extras que tienen un valor muy grande. “Es una de las mejores experiencias de mi vida. No tocó un buen cuadro, así pasa; sin embargo, representar a tu país creo que es un logro muy importante para cualquier deportista”, añadió.

Cuba participó en estos Juegos Panamericanos Lima 2019 en las modalidades de dobles mixtos y dobles masculino. En la primera, y en la que hizo dupla con Daniela Macías, cayó en la ronda inicial contra una pareja estadounidense. En tanto, en la segunda, y en la que compartió equipo con Diego Mini, llegó hasta los cuartos de final y se quedó a un partido de asegurar, por lo menos, la medalla de bronce.

Sobre el proceso de preparación para Lima 2019, indicó que fue algo difícil porque se apartó de la pluma y la raqueta un tiempo prolongado. “Para mí fue un poco complicado por la lesión que tuve. Hasta marzo de este año he estado mal, un desgarro en la pantorrilla me alejó cinco o seis meses. Por suerte llegué al cien por ciento”.

Mario Cuba tendrá la última palabra sobre su continuidad o distanciamiento de la selección peruana de bádminton. Uno de los últimos medallistas de este deporte en los Juegos Panamericanos verá qué es lo mejor para su vida deportiva y personal.