Foto: Federación Deportiva Peruana de Gimnasia

Redacción ELPOLI.pe

Las últimas semanas un problema ha causado revuelo en la Federación Deportiva Peruana de Gimnasia (FDPG). Y es que el pasado sábado 6 de abril parte del Consejo Directivo, encabezado por el vicepresidente Benjamín La Torre, nombró “persona no grata” a la actual presidenta de dicha entidad deportiva, la Sra. Eva Jenny Martínez Díaz.

Publicidad

En conferencia de prensa, el Sr. La Torre indicó que “la señora Martínez Díaz solicitó licencia ante la Asamblea de Bases y esta le concedió ese permiso hasta que el Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte (CSJDHD) resuelva una denuncia por haber transgredido la Ley del Deporte. Como lo hicimos saber oportunamente, apenas conocimos el caso, la señora en mención tiene antecedentes judiciales por delito doloso”.

Ante la decisión tomada por parte del Consejo Directivo, la secretaria Johana Sally Torres Rea, la tesorera Juana Orjeda de Barreda y el vocal César Gallegos Castillo señalaron que los acuerdos sostenidos fueron adoptados en conjunto y con el fin de trabajar por el bien de los deportistas.

RESPUESTA DE JENNY MARTÍNEZ

ELPOLI.pe buscó la versión de Jenny Martínez, también vocal del Comité Olímpico Peruano (COP) y jefa de misión en muchos eventos internacionales, para conocer su versión de los hechos.

“Soy la presidenta de la Federación Deportiva Peruana de Gimnasia, reconocida y validada por la resolución que emitió el IPD y debidamente inscrita en Registros Públicos”, fueron las primeras declaraciones de Martínez. La resolución mencionada por ella es la Resolución N° 200-DINADAF-RND-2017, decretada el 2 de marzo del 2017 y en donde se reconoce a su Junta Directiva como la oficial de la FDPG.



Sobre la licencia, Martínez Díaz precisó que sí existió, pero que fue por mutuo acuerdo. “No fue una licencia como cualquiera. En conversaciones con ellos, y como un acuerdo interno, pedí la licencia porque ellos decían de que no querían trabajar conmigo. Fue más que todo por motivos personales, no fue por lo que indican. Cuando presenté mi licencia lo hice de forma voluntaria e indefinida, que significa que podría sacarla en cualquier momento”.

“Esto sucedió a pesar de que en la asamblea de bases los clubes me respaldaron para que siga sin ningún problema ejerciendo el cargo de presidenta, como consta en acta”. La Asamblea Extraordinaria indicada por la presidenta se celebró el pasado 25 de enero, días antes de solicitar la licencia, en presencia de los clubes afiliados y de todo el Consejo Directivo.

Para leer el acta completa haz click aquí

La presidenta de la FDPG señaló que su trabajo en el COP influyó mucho en su decisión. En vista de que se acercaban los Juegos Suramericanos de Playa Rosario 2019, en marzo pasado, y a pocos meses de los Juegos Panamericanos Lima 2019, se inclinó por dividir las funciones. Decidió abocarse más al trabajo de los Juegos y dejar el porvenir de la gimnasia en manos del Consejo Directivo.

Una vez culminado los Juegos en Argentina y arribando a Perú se encontró con situaciones que no eran favorables para la federación bajo su mando. Por tal motivo, a partir del 26 de marzo volvió a asumir como presidenta.

“Cuando regresé de Rosario hubo varias cosas en la FDPG que no me gustaron. Por ejemplo, maltrato a los entrenadores por parte de la directiva, que los tengo en unos informes. La verdad es que el conflicto también ha tocado a mi familia, no directamente a mis hijas, pero hay una carta notarial donde el vicepresidente (Benjamín La Torre) hace referencia a que por el bien de mi familia siga de licencia. Al final eso lo único que hace es que sea más eficiente en mis funciones y que definitivamente me tengo que quedar”.

Finalmente, la Sra. Martínez culminó la entrevista indicando lo siguiente: “Que me nombren ‘persona no grata’ realmente no me afecta, porque cuando vengo a la federación los entrenadores, los deportistas y todo el personal me recibe con mucho cariño. Espero que las diferencias que existen con el Directorio se puedan resolver. Por mí parte la prioridad es llegar de la mejor manera a los Juegos Panamericanos y preparar a los gimnastas para volver a unos Juegos Olímpicos. Somos gente correcta y a la larga vamos a hacer prevalecer que el deportista está primero. No voy a dejar que el conflicto afecte el buen desarrollo de la gimnasia”.