Foto: Franco Sánchez Rodríguez

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Desde que tenía nueve años ya daba de qué hablar. Su técnica y la garra que muestra en cada partido lo ha llevado a convertirse, a sus 14 años, en uno de los deportistas peruanos más destacados. Carlos Fernández Pardo, también conocido como ‘Nano’, ha invertido casi la mitad de su vida en el tenis de mesa, un deporte que lo apasiona y con el que espera seguir logrando muchas cosas.

Publicidad

¿A qué edad te iniciaste en el tenis de mesa?

Comencé a los 7 años, en el colegio. Al principio hacía taekwondo, pero al frente de donde entrenaba, también practicaban tenis de mesa y yo veía y me gustaba. Un fin de semana me acerqué y desde ahí poco a poco empecé a jugar.

¿Te gustó a primera vista?

Sí, fue a primera vista. Creo que fue por el sonido de la bola que me gustaba mucho. Ese sonido me parecía muy divertido, no puedo explicar muy bien qué significaba, pero me atraía bastante.

¿Cómo te sentiste cuando jugaste por primera vez?

En mis inicios no jugaba muy bien, creo que no tenía mucho talento. Pero igual me encantaba, recuerdo que estaba todo el día con la bolita y mi raqueta practicando.

¿Quiénes fueron las personas que más te apoyaron cuando comenzaste?

Mi madre, mi padre y mi abuelo. Ellos fueron los que siempre estuvieron ahí, preguntándome, llevándome a todos los eventos, me acompañaban a mis entrenamientos.

Foto: Franco Sánchez Rodríguez

¿Has estado en algún club?

Sí, he estado en varios. El primero en el cual estuve fue el Club Zassmash, con el profesor ‘Teacher’ Vega. Él era entrenador de mi colegio y me convocó para poder ir al equipo. Luego pasé al Club Río Branco, después a Independiente y también estuve en el Club de la UNI. Actualmente he vuelto a Independiente, pero estoy en negociaciones con otro conjunto, el cual me quiere brindar la oportunidad de que me dirijan en todos los partidos y de poder trabajar el aspecto físico, que es algo que necesito.

¿Este deporte requiere, aparte del tema físico, mucha concentración?

¡Uy, sí! En el tenis de mesa te tienes que concentrar mucho porque, aunque parezca un deporte sencillo, es muy complicado. Requiere la combinación de técnica, de táctica, del físico, pero sobre todo de la mentalidad.

¿Cómo haces para estar enfocado solo en tu rival y en el balón, teniendo tanta gente al lado?

Me ha costado bastante. Recuerdo que, en un campeonato internacional, cuando tenía 10 años, llegué a la final con un panameño, quien era el favorito. Alrededor nuestro había como cuatro mil personas, mucha gente, y ahí no pude ganar. Sé que él jugaba mejor, pero estaba seguro de que le podía ganar, solo que me desconcentré. Ahora ya me acostumbré a todo eso.

Y en este tiempo has obtenido bastantes títulos…

Sí, desde que estaba en la sub-11. Entré en la preselección a los 9 años, era el primer suplente, y en ese año no jugué el Sudamericano, pero sí pude estar en el Latinoamericano, en donde me fue muy bien. Competí con 9 años en una categoría mayor y me quedé en cuartos de final. A la temporada siguiente, cuando cumplí 10, quedé primero y gané el Sudamericano. También logré conseguir el torneo Esperanzas, que se realizó en Cuba.

Foto: Franco Sánchez Rodríguez

¿Sientes que con todo lo que has logrado hay una cierta presión sobre ti para representar al Perú?

La verdad que sí, siento una mochila algo pesada sobre mis hombros. El entrenador Alexandre Gomes ha tenido mucha confianza conmigo, me ha apoyado bastante. Defraudarlo sería algo doloroso para mí.

¿Qué torneos se te vienen?

El próximo mes tengo un Sudamericano en Chile, categoría sub-15. Se podría decir que en este torneo soy el favorito, pero no me confió porque hay rivales muy fuertes.

¿Cuál es la meta a largo plazo?

Clasificar a unos Juegos Olímpicos. No sé si llegue a Tokio, pero sí me gustaría estar en el siguiente. Espero muy pronto poder volver al PAD (Programa de Apoyo al Deportista). Me dijeron que tengo que tener 15 años para que recién me lo puedan dar. Los entrenadores ya han hablado con los dirigentes porque he sacado bastantes resultados. El PAD me va a ayudar con mis materiales de entrenamiento. Por ahora son mis padres los que me están apoyando, en alguna oportunidad tuve el apoyo de la Marca Perú para un torneo. Ahora que he subido de categoría necesito poder salir y foguearme más para seguir creciendo.

¿Con este nuevo Grupo de Trabajo que se ha formado en la Federación, cómo crees que vayan las cosas?

Espero y siento que todo va a ir bien. La situación en la que estamos va a mejorar mucho.