Foto: Angel Leiva

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Pool Ambrocio es uno de los preseleccionados para representar al Perú en el Panamericano Absoluto que se realizará en mayo en Lima y también en los Juegos Odesur que se desarrollarán en Bolivia. En el último Selectivo Nacional sorprendió al competir en lucha grecorromana, un estilo distinto al que nos tenía acostumbrados (libre). El luchador peruano espera que este giro de 180 grados, dejar el estilo libre por el estilo grecorromano , le traiga mejores resultados durante este año.

Publicidad

“No me estoy probando en un nuevo estilo porque yo ya vengo luchando bien en greco hace un buen tiempo. Anteriormente he tenido muy buenos resultados en este estilo, he sido campeón panamericano dos veces y medallista sudamericano de plata. Si bien en la libre tengo muchos más resultados, en Greco también los he obtenido”, comentó Pool a ELPOLI.pe.

La razón que lo llevó a incursionar y centrarse más en la lucha Grecorromana fue única y exclusivamente suya: “Ambas modalidades me llaman mucho la atención. Sin embargo, creo que en la Grecorromana tengo más posibilidades. Quiero traer una medalla de oro de los Juegos Sudamericanos que serán en Bolivia”.

El cambio realizado por Ambrocio no solo ha sido en la modalidad, sino también en el peso en la cual se encontraba. Pool ha pasado de 86 a 87 kg. La variación no ha sido muy brusca, por ello acoplarse le ha sido más sencillo. “Mi primera prueba importante para ver qué decido más adelante son los Juegos Sudamericanos. Si me va bien me quedo en Greco”, añade.

Pool cuenta con el apoyo de su padre, Napo Ambrocio, quien está presente en todos los torneos en los que participa. Además, comparte con su hermano José la misma pasión, la lucha. Si decide mantenerse en la lucha Grecorromana él sabe que cuenta con ellos.

Este 2018 es un año de muchas competencias, en mayo será el Panamericano de mayores en Lima, en el mismo mes se realizarán los Juegos Sudamericanos de Cochabamba. Se viene el Mundial y otros torneos internacionales: “Este tiene que ser mi año. Me siento en mi mejor momento, y esto es algo que voy a aprovechar. Lo único que me queda es entrenar fuerte, y cada vez más fuerte”, finalizó el luchador.