Foto: Angel Leiva

Redacción ELPOLI.pe

Como cada año, las federaciones internacionales de cada deporte modifican algunos puntos en su reglamento. El deporte de lucha no ha sido la excepción y la federación internacional de este deporte ​ha decidido ​variar algunas reglas con respecto al año pasado. ​Dos de ellas son las que involucran directamente la participación de los deportistas: ​​los cambios en las divisiones por peso y​ la decisión de que los deportistas se pesen el mismo día de su competencia.

Publicidad

Las nuevas divisiones son las siguientes:

Grecorromana: 55 kg​ (DNO), 60 kg​ (DO), 63 kg​ (DNO), 67 kg​ (DO), 72 kg (DNO), 77 kg (DO), 82 kg (DNO), 87 kg (DO), 97 kg (DO) y 130 kg (DO).

​​Libre femenino: 50 kg (DO), 53 kg (DO), 55 kg (DNO), 57 kg (DO), 59 kg (DNO), 62 kg (DO), 65 kg (DNO), 68 kg (DO), 72 kg (DNO) y 76 kg (DO).

Libre masculino: 57 kg (DO), 61 kg (DNO), 65 kg (DO), 70 kg (DNO), 74 kg (DO), 79 kg (DNO), 86 kg (DO), 92 kg (DNO), 97 kg (DO) y 125 kg (DO).

​* ​División Olímpica (DO) y División No Olímpica (DNO)

Foto: Angel Leiva

Estos cambios, y que el pesaje se realice el mismo día ​de competencia, ​trajo algunas consecuencias entre los luchadores peruanos. ​Esto se observó en el ​Selectivo Nacional realizado el último fin de semana. ​Y es que, por ejemplo, en lucha grecorromana ​hubo tres divisiones que no compitieron ​porque solo había un participante inscrito por división. Lo mismo sucedió con Yanet Sovero ​en lucha libre. La olímpica (Río 2016) estaba​ con la malla puesta,​ lista para competir​ y sin embargo, ​no pudo hacerlo porque era la única participante ​inscrita ​en la división 67 kg.

La presencia de tan pocos luchadores en el Selectivo Nacional para el Panamericano 2018 y los Juegos Odesur 2018, los dos torneos más importantes que tendrá la lucha peruana en el primer semestre, llamó la atención y buscamos voces autorizadas para que pudieran explicar lo sucedido. Uno de los primeros consultados fue Juan García, encargado de arbitraje, ​quien nos confirmó que “hubo luchadores que están solos en una división porque los de su peso no han querido participar por miedo a no pasar el pesaje”

Emilio Purizaga, entrenador de la selección de lucha libre masculina,​ ​comentó lo siguiente: “Estos cambios permiten que el ​deportista ​pueda pesarse y, una hora después, competir. En cierta forma esto protege al atleta y nos parece interesante que se haya dado esta situación”.

Foto: Angel Leiva

​Pero ¿qué piensan los deportistas de estos cambios? ​Conversamos con algunos de ellos para conocer su sentir respecto a este tema.

Paul Velita – ​57 kg

“Me parece una medida muy equitativa para el día de ​competencia, ya que todos estamos casi en el mismo peso. Antes, ​pesándonos ​un día previo a la lucha, algunos podían subir más de un kilo ​ y llegar con mucho más peso a la competencia. ​Ahora todo va a ser más justo”.

Vanessa Malqui – 53 kg

“Por una parte nos conviene, debido a que el pesaje era un día antes y al otro día recién competíamos. Muchos rebotaban ​(subían de peso) ​y nosotros no, esto era por la alimentación que mantenían,  eso era una desventaja para nosotros. Ahora todos vamos a estar en las mismas condiciones”.

​Ricardo Cotera ​- ​57 kg

“Es contradictorio porque algunos que tienen un peso normal, ya sea 61 o 62, tienen más facilidades de bajar. Mientras que ​a ​las personas que hemos subido un poco más se nos complica llegar al peso exacto. Sin embargo, en cierta parte está bien ya que hay menos desventaja”.

Ricardo Malqui ​- ​57 kg

“A los luchadores que bajan mucho de peso les afecta, no luchan igual, no tienen la misma fuerza, les falta tiempo para poder recuperarse. Yo creo que no debe cambiar, tiene que mantenerse como era anteriormente, el pesaje un día antes de la lucha. Lo que están haciendo es un cambio brusco para cualquier atleta”.

Escribe: XXXXXXXXX

Hoy se colocó la primera piedra en donde se construirá la Villa Deportiva Panamericana, la cual albergará a las 41 delegaciones que estarán presentes en Lima 2019. Esta edificación contará con 1092 departamentos distribuidos en siete torres residenciales entre 18 y 19 pisos.

La ceremonia estuvo a cargo de Pedro Pablo Kuczynski, Presidente de la República del Perú; Neven Ilic, Presidente de ODEPA; Carlos Neuhaus, Presidente de COPAL y Guido Iñigo, Alcalde de Villa El Salvador.