Foto: Misael Montaño/Getty Images

Andrea Cedrón no será la única representante de la natación peruana en los Juegos Olímpicos Río 2016. Nicolás Magana es otro de los nadadores nacionales que tiene lo que se conoce como Tiempo de Selección Olímpica y, de acuerdo a las plazas de Universalidad de la Federación Internacional de Natación (FINA), ambos tienen la primera opción de estar en Brasil.

El principio de Universalidad otorga el derecho a que un país inscriba un máximo de dos nadadores (un varón y una mujer) para las pruebas olímpicas. La única condición es que hayan competido en el Campeonato Mundial de la FINA que se realizó el año pasado en Kazán (Rusia). Ambos, Cedrón y Magana, cumplen con este punto.

Fuentes de confianza informaron a EL POLI que si bien el cupo como país está garantizado, la relación final de nombres se conocerá luego del 3 de julio, fecha límite que ha puesto FINA para los torneos de clasificación. Y entre esos torneos figuran dos que se realizarán en Perú: el Nacional Absoluto y de Categorías (26-29 de mayo) y el Selectivo Nacional (30 de junio).

Si en uno de esos certámenes un nadador o nadadora hace Tiempo de Selección Olímpica y cumple con la condición de haber estado en el Mundial del año pasado, entrará a la disputa por el boleto a Río 2016. Esto nos trae a colación lo ocurrido para los Juegos Olímpicos Londres 2012 con los nadadores Mauricio Fiol y Sebastián Jahnsen. ¿Se acuerdan? AQUÍ les refrescamos la memoria.

Aquella vez la solución fue la mejor para Perú. FINA hizo una excepción y permitió la participación de tres nadadores peruanos (los dos varones mencionados y Andrea Cedrón) por el principio de Universalidad. De presentarse hoy el mismo caso, es casi imposible que el final sea igual de feliz.

De esta forma se va conociendo que la delegación peruana sigue aumentando y se espera, en un cálculo optimista, que el número de clasificados llegue a 25 ó 26. Esto dejando abierta la posibilidad de que la selección de voleibol consiga el cupo en el Clasificatorio Mundial, última oportunidad para obtener el boleto a Río 2016. Si nuestras matadoras alcanzan el objetivo, la representación nacional crecerá mucho más.