La última semana el deporte peruano recibió la noticia de que por fin tendrá leyes que promuevan su desarrollo desde la parte formativa hasta la de alta competencia. Deportistas, entrenadores y dirigentes han levantado el dedo pulgar para aprobar la decisión del Pleno del Congreso y ahora esperan la promulgación de parte del Presidente de la República.

Para conocer los alcances de estas leyes y de cómo podrían cambiar la situación de los deportistas nacionales, así como la de la presencia de la cultura física en las escuelas, EL POLI conversó con dos de los congresistas que las han impulsado.

La primera es Leyla Chihuán, promotora de la Ley de Mecenazgo Deportivo, el proyecto más celebrado por las distintas federaciones nacionales.

¿Cuáles serán los beneficios para el deporte con las leyes aprobadas?

A partir de ahora las federaciones recibirán subvenciones del Estado a través del Instituto Peruano del Deporte, del Ministerio de Educación y de las empresas privadas. Con esto se amplía el abanico, esperamos que la empresa privada invierta en deportistas, técnicos, infraestructura, innovación y estudios en medicina deportiva, para que a través de este proyecto se pueda solventar lo que el Estado no puede financiar. Queremos que el deportista deje de ser un trabajador informal, merece un trabajo digno y a partir de esta ley lo vamos a conseguir.

De los seis proyectos presentados, cuatro fueron aprobados ¿Cuáles son los que aún faltan debatir?

Faltan el referido a los deportistas de alto nivel y el concerniente al de declarar de interés nacional las próximas reuniones mundiales que se realizarán en nuestro país. Una de ellas es la 130° Sesión del Comité Olímpico Internacional, en la que se elegirá la sede los Juegos Olímpicos 2024. Que a nuestro país llegué todo el movimiento olímpico va a generar que nuestros deportistas se sientan valorados y que demostremos que somos capaces de organizar ese tipo de eventos.

El congresista Alberto Beingolea también es miembro de la Comisión de Educación, Juventud y Deporte y ha sido partícipe de estas iniciativas legislativas, especialmente de la referida a la presencia de programas de alta competencia en las universidades. Conversamos con él sobre este punto y también sobre aquel que estipula la obligatoriedad de la enseñanza de Educación Física en los colegios.

¿Cuánto le puede beneficiar al Perú la aprobación de estas leyes?

Va a cambiar la realidad del deporte peruano en 15 años si se aplica como corresponde. Son leyes que acompañan las etapas de maduración de un deportista, desde la niñez hasta el momento de su máximo esplendor. Lo que estamos haciendo es apostar por los niños de hoy para que sean deportistas triunfadores mañana. Hace muchos años en el Perú  dejaron de contratarse profesores de Educación Física por un tema presupuestario, lo que está fijando la ley es que a partir de hoy eso sea imposible. Ahora será obligatorio que colegios del Estado tengan por lo menos un profesor de Educación Física calificado para esta enseñanza.

¿Cuánto crecerá el deporte en el país?

Mucho. Los peruanos no tienen nada que envidiar a los colombianos, o a los brasileños, solo por nombrar a algunos. Lo que pasa es que en esos países hay leyes que apoyan el deporte y aquí, nuestra legislación limitaba la calidad deportiva al máximo. Lo que estamos haciendo ahora es expandir el deporte mediante el programa de Educación Física en los colegios para que los chicos tengan capacitaciones desde el comienzo. Obligar a las universidades a tener programas de alta competencia para que que el deportista a lo largo de su vida pueda ir creciendo por el deporte y logre su máximo rendimiento. Así cuando vaya a competir a algún campeonato sudamericano o mundial, no tenga nada que envidiarle a los rivales.