El resultado de una prueba antidopaje ha cambiado el medallero de los Juegos Bolivarianos de Playa Huanchaco 2014. La tenista chilena Francisca Zúñiga dio positivo en un control realizado durante dicho torneo y a causa de eso su país perdió las medallas que gracias a ella había ganado en la modalidad playera de este deporte.

Zúñiga ganó la medalla de plata en singles, además fue parte de la dupla que ganó la medalla de oro en dobles femenino y de la que obtuvo la medalla de plata en dobles mixto. Ahora esos premios han pasado a la vitrina de la ecuatoriana Carolina Lapentti y de las duplas venezolanas que quedaron en segunda y en tercera posición, respectivamente.

En la muestra de la tenista chilena se encontró metilecgonina y benzoilecgonina, ambos metabolitos de cocaína. Tras conocer el resultado, Rafael Zúñiga, padre de la deportista, contó que su hija tomó un té de coca suministrado por el hotel en el que estaba alojada y que por tal motivo decidieron no pedir la prueba B, sino hacerse un examen de pelo.

Jaime Agliati, secretario general del Comité Olímpico de Chile, le confirmó al diario La Tercera de su país que sí había té de coca en la alimentación del hotel. En tanto el padre de la tenista añadió al mismo medio que “Francisca tomó té porque pensó que se podía, ya que estaba en un hotel oficial, donde se supone que el menú es oficial y autorizado. Sin embargo, tampoco nadie le dijo que no podía”.

Esta modificación de medallas afecta también al Perú, pues la dupla nacional integrada por Gabriela Cortez y Paula Romero sube una posición y es la nueva dueña de la medalla de bronce en la modalidad dobles para damas. Con este cambio el saldo final de nuestro país en dichos Juegos es de 21 premios de oro,  de plata y 17 de bronce.