Se ha colgado una nueva medalla de oro. Luego de haber defendido exitosamente su título sudamericano, viajó a La Habana para ganar el cetro latinoamericano y para convertirse, literalmente, en la esperanza del tenis de mesa de esta parte del mundo.

Carlos Fernández Pardo llegó a Cuba para cumplir dos objetivos. El primero lo alcanzó luego de ganar el Campeonato de Esperanzas 2015, torneo que selecciona a dos jugadores infantiles (una dama y un varón) para representar a Latinoamérica en el Campamento de Esperanzas Mundiales. ‘Nano’, como conocen a Carlos, ganó este derecho luego de vencer en la final al colombiano Daniel Guete.

Cumplido el primer reto, el peruano se reunió con sus compañeros de la selección nacional Sub 11 para ganar la mayor cantidad de medallas en el campeonato latinoamericano. Y vaya que lo consiguieron.

LAS MEDALLAS PERUANAS

Carlos ganó la medalla de oro en la modalidad individual, cediendo solo un game en todo el torneo. Esto ocurrió en la final, cuando venció 3-1 al paraguayo Alejandro Apud. En la modalidad por equipos jugó al lado de Nicolás Luna y juntos subieron al mejor lugar del podio. Finalmente hizo pareja con María Fernanda Maldonado para ganar la modalidad dobles mixto.

En esta misma categoría Alejandra Prieto ganó la medalla de plata en individuales damas y, combinando esfuerzos con María Grazia La Torre, se colgó la de bronce en la modalidad por equipos. María Fernanda Maldonado y Ana Aragón sumaron otra de bronce para nuestro país en la modalidad dobles damas.

Y para completar la campaña peruana en la siempre bella isla caribeña, Alessandra Cisneros y Daniela Enríquez se quedaron con dos medallas de bronce: en las modalidades dobles damas y por equipos del Campeonato Latinoamericano Sub 13, que se disputó de forma paralela.

Atención a esta nueva generación del tenis de mesa peruano. Siguiendo el camino correcto podrá darnos aún muchas más alegrías.