La decisión de Odepa de retirarle la medalla de oro a Gladys Tejeda ha provocado la rápida reacción de la dirigencia peruana. Y es que si bien no ha llegado documento alguno ni a la deportista, ni al Comité Olímpico Peruano, lo dicho por Julio Maglione (presidente del ente continental) ha confirmado lo que para muchos ha sido una sorpresa.

El Poli pudo conocer que apenas llegue el documento que oficializa la decisión de Odepa se le enviará una apelación y de no tener un resultado favorable se recurrirá a la instancia suprema: el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en francés).

Son ambas entidades las que pueden recibir una apelación por el retiro de la medalla. Luego se presentará una apelación ante la Federación Internacional de Atletismo por la sanción que recaería sobre Tejeda.

Pero ¿Cuál fue el análisis de Odepa antes de tomar esta decisión? Conocido el resultado del examen practicado a Gladys Tejeda el cuerpo médico peruano se reunió con su par panamericano para sustentar la defensa.

Se explicó que el uso de diuréticos se justifica por tratarse de un tratamiento médico y es precisamente este punto el que no se puso en discusión. Por lo sorpresiva de la decisión se piensa que Odepa solo se ha basado en que la deportista peruana sí ingirió la sustancia y que ésta está prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje.

El lunes debería estar llegando el documento de Odepa y así se iniciará el proceso de apelación. El proceso correcto es primero ante la Odepa y luego, si la primera no prospera, ante el TAS.