Foto: Reuters

Escribe: Mauricio Chumán

Desde la primera edición de los Juegos Olímpicos en Atenas 1896, los Juegos solo se han visto amenazados en dos oportunidades. En el año 2003 por el virus SARS que salió previo a los Juegos de Atenas en el 2004 y el virus del zika en el año 2016 previo a los Juegos de Río en ese mismo año.

A inicios del año 2003, el virus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) se presentó por primera vez en Asia. A los pocos meses, este virus ya se encontraba propagado en más de 30 países. América, Asia y Europa fueron los continentes más afectados. Un total de 8 439 personas resultaron contagiadas de esta enfermedad, de las cuales, más de 800 fallecieron.

Finalmente, la enfermedad se pudo controlar y los Juegos Olímpicos Atenas 2004 se desarrollaron con total normalidad. Aquellos juegos contaron con la presencia de más de 10 000 deportistas de 201 países. Atenas 2004 significó la inversión de 9 000 millones de Euros para el gobierno griego. Perú asistió a estos juegos con una delegación conformada por 12 deportistas (7 hombres y 5 mujeres), el abanderado nacional fue el tirador Francisco Boza, medalla de plata en Los Ángeles 1984.

Para el año 2015, el virus del zika tuvo su brote en Brasil y su contagio se extendió hasta el año 2016. Fueron afectados casi la totalidad de países del continente americano, Asia, África y una parte de Europa. Solo en Brasil se registraron más de 200 000 casos confirmados. La enfermedad era transmitida por la picadura de un mosquito infectado del género Aedes. Entre en el día 3 y 14 de la picadura se empezaban a sentir los síntomas. Los síntomas consistían en fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas. Otro problema presente con este virus es que causaba microcefalia a los recién nacidos, cuyas madres fueron infectadas durante su embarazo.

Finalmente, los Juegos Olímpicos Río 2016 transcurrieron con total normalidad. Estos juegos tuvieron una inversión total de 13 000 millones de dólares por parte del gobierno local. Perú asistió a estos juegos con una delegación total de 29 deportistas, el abanderado fue Francisco Boza.

Únicamente, los Juegos Olímpicos se han suspendido en tres oportunidades y siempre a causas de las guerras. Los primeros en suspenderse fueron los Juegos del año 1916 cuya edición iba a ser celebrada en la ciudad de Berlín, Alemania, pero debido al inicio de la Primera Guerra Mundial en el año 1914 tuvieron que cancelarse. Los segundos y terceros Juegos en no realizarse fueron los del año 1940 que se iban a celebrar en Tokio, Japón y en Londres en 1944, debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939.

Hoy, la realidad es casi similar a la de los años 2003 y 2015, pues nos encontramos con la pandemia del virus COVID-19 (coronavirus) que tuvo sus raíces cerca a Japón, para ser específicos, en China. Este ha causado hasta el momento la cifra de 234 000 infectados y presenta más de 9 000 víctimas mortales a nivel mundial. Hasta el momento, el Comité Olímpico Internacional mantiene la posición de que los Juegos de Tokio 2020 deben desarrollarse según las fechas programadas. Un panorama similar a los ya mencionados, pero con rasgos que parecen complicarlo con el pasar de los días.