Foto: Franco Sánchez Rodríguez

Redacción ELPOLI.pe   

Rosbil Guillen debutó esta tarde en el Campeonato Mundial de Paratletismo Dubái 2019 e impuso su mejor registro personal y revalidó la marca clasificatoria para los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 en los 1,500 metros planos de la categoría T11 (personas con discapacidad visual), prueba que lo consagró con la medalla de oro en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

Publicidad

 

El paratleta nacional, acompañado por su guía Ferdinand Cereceda, fue partícipe de la semifinal 2 y cronometró un tiempo de 4m19s. Con este registro, Guillen culminó la carrera en el quinto puesto sin poder acceder a la final, pero mandó al recuerdo los 4m23s88c que alcanzó en Lima 2019.

De esta manera ‘La Maravilla’-como se le conoce al campeón parapanamericano- cumplió uno de sus objetivos: ratificar y mejorar el tiempo clasificatorio para Tokio 2020 en los 1,500 metros planos. Y es que, en los históricos Juegos, Guillen Quispe consiguió superar la marca mínima requerida, que es de 4m32s.

Ahora, de acuerdo a lo expuesto por la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPP), el representante peruano deberá aguardar su ubicación final en el ranking mundial para confirmar su pase a los Juegos Paralímpicos del próximo año. En estos momentos está situado en la casilla número 12, a la espera de que la nómina sea actualizada.

Mientras tanto, Rosbil Guillen sale el próximo 14 de noviembre en busca de otra conquista. En esta oportunidad, y al lado de sus guías Carlos Guevara y Ferdinand Cereceda, ‘La Maravilla’ espera alcanzar la marca que le permita ser parte de Tokio 2020 en los 5,000 metros planos de la categoría T11.