Foto: Franco Sánchez Rodríguez

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Rodrigo Santillán, con 14 años el paradeportista más joven de la histórica delegación peruana en Lima 2019, debutó de gran forma en los Juegos Parapanamericanos. Luego de culminar segundo en la serie 2 de los 50 metros espalda categoría S2 (S1) con 1m13s27c se clasificó a la gran final, donde por unas cuantas centésimas se ubicó cuarto (1m14s17c) y se quedó a poco de la medalla.

Publicidad

 

Tras arduos meses de preparación, el joven Santillán por fin pudo cumplir un sueño y nadó contra los mejores de América en casa, en un Centro Acuático de la Videna que se desbordó cuando anunciaron su nombre en el carril 3 por los altoparlantes. Mi primera participación en Lima 2019 ha sido un día increíble, muy emocionante”, sostuvo el destacado paranadador.

“El camino para llegar hasta acá no lo pude alcanzar solo, lo tuve que cruzar con mis entrenadores, con mi mamá y con todos los que estuvieron ahí. Tengo un futuro por delante, esto se puede trabajar y en otros Juegos Parapanamericanos podemos sacar más medallas”, añadió con un semblante muy seguro de sí mismo.

Sus formadores, los profesores Sandra Buenaventura y Fernando Cuadro, fueron los que estuvieron en todo momento junto a él y a su madre Mónica Cruz. Los distintos viajes, desde su casa de Pachacamac hasta sus entrenamientos en su Colegio Juan Guerrero Quimper, en Villa María del Triunfo, o en Campo de Marte, dieron sus frutos esta jornada.

No hay forma de explicar los sentimientos encontrados al ver nadar a un hijo en unos memorables Juegos como estos. La alegría de una madre es desbordante, y así lo siente la señora Mónica Cruz. “Para mí es ver cumplir el sueño de Rodrigo. Estoy feliz porque ha bajado sus tiempos”.

Felizmente, las competencias en Lima aún no culminan para Rodrigo Santillán. El paranadador nacional estará presente en los 50 y 100 metros libre, y en los 100 metros espalda. Una alegría de seguro que nos la dará.