Foto: Alicia Fonseca Sandoval

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Marko Carrillo hizo vibrar con cada disparo a los asistentes al polígono de la base área Las Palmas. Luego de superar la ronda clasificatoria entre los ocho mejores, Carrillo llegó a la lucha por una medalla en pistola de aire 10 metros, ubicándose finalmente en el cuarto lugar con 195.7 puntos. El tirador peruano mejoró en los Juegos Panamericanos Lima 2019 lo hecho en la edición de Toronto 2015, donde culminó en el puesto 11.

Publicidad

 

Iniciada la etapa definitoria, el deportista olímpico sabía que estaba latente la posibilidad de hacerse con uno de los dos cupos que otorgaba Lima 2019 para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y la opción de subirse al podio en su tierra un 28 de julio, en plena celebración de la independencia peruana. Era el momento para que sus años de preparación den sus mejores frutos. Y es que Carrillo volvía a los Juegos Panamericanos, después de los resultados obtenidos en la capital canadiense cuatro años atrás: bronce en 50 metros con pistola y una dura eliminación en pistola de aire.

“En Toronto me quedé por poco fuera de la final. El progreso para mí ha sido bueno, porque la modalidad de pistola de aire la tenía un poco olvidada, ya que me especializaba más en la de 50 metros. A raíz de que esta última fue eliminada del plan olímpico en el 2017 la dejé de practicar y me enfoqué en la de 10 metros. Ahora he tenido un avance. El año pasado quedé sexto en una Copa del Mundo y fue un resultado muy bueno para mí. Esta modalidad me gusta mucho, la voy a seguir practicando y espero poder volver a participar en unos Juegos Olímpicos”, narró a ELPOLI.pe.

Marko Carrillo representó al Perú en los Juegos Olímpicos Río 2016 en pistola de aire 10 metros, tiro rápido pistola 25 metros y 50 metros con pistola. Lamentablemente en las tres pruebas no tuvo su mejor desempeño y se fue en primera ronda. Por ello, de conseguir una plaza para Tokio 2020 tendrá una nueva oportunidad en el certamen deportivo más importante del mundo y podrá tentar el podio olímpico.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

 

Retornando al 2019 y a la capital peruana, los 20 disparos que llegó a ejecutar el también integrante del Top Perú salieron con destellos de euforia por parte del público nacional. Ver lograr 10 puntos en un intento, eran muestras de que las chances se encontraban intactas. Las opciones permanecieron firmes hasta que quedaron solo los cuatro primeros puestos. En esa serie, el brasileño Julio de Souza se terminó metiendo al trío medallista y dejó a nuestro compatriota fuera de la pelea.

“En cierta parte me encuentro contento por la clasificación que me permitió entrar a la final, era lo que veníamos planificando. Nos quedamos por poco, se trabajó lo mejor que se pudo, pero no se dio. El nivel de la competencia es muy alto, los tiradores que vienen son los mejores de América y muchos de ellos tienen títulos y campeonatos del mundo. Ha sido una buena oportunidad para competir de manera muy fuerte, muy parecida a lo que es una Copa del Mundo o unos Juegos Olímpicos”, añadió.

Además, sostuvo que “hay factores, no que perjudican, sino que sirven a los otros deportistas. Talvez un mayor cuerpo técnico, una preparación, un psicólogo, un nutricionista, un preparador físico. Todos los países que están teniendo cupos, medallas y resultados, tienen este trabajo detrás. Quizás no como nosotros que venimos, prácticamente, de entrenar en casa a competir acá. Es una labor más profesional y los resultados se ven de esa manera. No son excusas, lo digo otra vez, sí se puede hacer sin todo eso, pero igual estamos un poco en desventaja”.

PIEZA FUNDAMENTAL

En el eq uipo de Marko Carrillo hay una persona muy especial, no solo por el parentesco, sino por lo que significa en su vida como deportista: su padre. El señor Marco Carrillo inculcó a su hijo los valores y principios de este deporte y lo acompañó en los momentos más emotivos. Lo guio en sus inicios y hoy hace lo mismo desde el banco como técnico.

“Mi papá, además de ser mi entrenador, es quien conoce mi personalidad y me ayuda a calmarme. Él sabe el carácter que tengo, un poco fregado, pero me ayuda mucho. Es un catalizador para mí y técnicamente es un aporte muy grande también. Así que nada, el ‘viejo’ siempre está ahí ayudándome y espero que lo haga por mucho tiempo”, culminó.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

 

Carrillo disputará dos pruebas más en Lima 2019. La primera se llevará a cabo este 29 de julio y es la de pistola de aire 10 metros equipo mixto. El destacado tirador hará pareja con Annia Becerra. Para concluir su presencia en estos Juegos, buscará su clasificación a la final de tiro rápido pistola 25 metros en los próximos días.