Foto: Ángel Leiva Espinoza

Redacción ELPOLI.pe

Diego Quispe lucha cada día por ser mejor, por superarse como persona y como deportista. Ahora, él, una de nuestras principales cartas en parapowerlifting, ve como ese arduo trabajo va poco a poco dando sus primeros frutos. Y es que, en la histórica Copa del Mundo de la disciplina, que se desarrolló por primera vez en Perú, logró la tan anhelada marca clasificatoria para Lima 2019.

Publicidad

La marca clasificatoria llegó de la mano con otro premio especial para Diego, premio que se lo ganó en la banca al levantar 100 kilogramos. Nuestro compatriota consiguió abrir el camino medallero para el país al adueñarse de la presea de bronce en la división -54 kg.

Sobre este hito, Diego le contó a ELPOLI.pe cómo vivió su participación en la Copa del Mundo. “La competencia fue súper dura. Estuve muy motivado, porque realizar este torneo en Perú era algo que se buscaba hace tiempo. Lo que quería era lograr la clasificación a Lima 2019 y ver si podía obtener una medalla. Al final se consiguieron las dos cosas”, comentó muy entusiasmado.

Foto: Ángel Leiva Espinoza

Como todo un guerrero de la vida, él siempre va por más y no se conforma con lo que tiene hasta el momento. “El nivel es muy duro. Tenemos que esforzarnos más y pulir un poco algunos detalles. No me siento muy contento con los 100 kg que levanté, porque quería cargar un poco más. Lo que tenía planificado era alzar 120 kg, pero no se pudo. Hay que seguir trabajando para acercarnos al reto que se viene”, añadió.

El reto más próximo serán los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 (23 de agosto – 1 de septiembre), quizás uno de los certámenes más importantes, por no decir el más, en la carrera de Diego Quispe Ramos. “No existe discapacidad alguna, toda persona puede hacer cualquier tipo de deporte”. Desde hace un par de años se involucró en el mundo del levantamiento de pesas, hoy sabe que tomó la decisión más acertada.