Foto: Natalia Estrada Ascue

Redacción ELPOLI.pe

Ya todo va quedando listo para el inicio de la etapa más importante de preparación para la selección femenina de baloncesto sobre silla de ruedas de cara a los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 (23 de agosto – 1 de septiembre). Al término del Campeonato Nacional, realizado el último fin de semana en la Videna, se entregó una nómina con un total de 21 preseleccionadas.

Publicidad

Según se pudo enterar ELPOLI.pe, la organización de Lima 2019 exige dos tipos de lista. La primera, y la más extensa, de unas 20 deportistas. Posteriormente se tiene que dar a conocer la lista definitiva que tendrá un total de 12 jugadoras, lo cual estaría ocurriendo en mayo próximo.

El reciente nombrado entrenador Rodolfo Alvarado conversó en exclusiva con este medio luego del torneo nacional y precisó que “hay que valorar el esfuerzo que hacen todos los equipos y las chicas en venir hasta acá, sobre todo las de provincia. He visto una bonita entrega”.

Foto: Natalia Estrada Ascue

Asimismo, el profesor Alvarado, quien acaba de asumir en el cargo y tiene una amplia experiencia dirigiendo a las selecciones convencionales del básquetbol peruano, comentó el plan de trabajo que tiene en mente. “El equipo está conformado por jugadoras del sur (Arequipa y Cusco) y de Lima. Un proceso podría ser entrenar con algunas convocadas en la capital y hacer microciclos en las otras ciudades cada 15 días. Después de un mes podríamos juntar a todas en un solo lugar”.

Está dentro de las posibilidades que el equipo nacional realice dos campamentos de entrenamiento en el país y uno fuera, en Colombia. El último estaría por confirmarse, y de darse el caso se realizaría un mes antes de los Juegos Parapanamericanos.

Baloncesto sobre silla de ruedas en Lima 2019

Este deporte se caracteriza, de acuerdo a lo que indica el Comité Paralímpico Internacional (IPC, por sus siglas en inglés), porque de los cinco jugadores que tiene un equipo en la cancha, el acumulado de todos los puntos de clasificación funcional (lo que uno puede hacer en el campo) no puede exceder de 14.

Por ejemplo: una persona amputada normalmente equivale a 4 o 4,5 puntos, depende del nivel de amputación. En cambio, alguien que tenga un problema medular o polio puede tener de puntaje 1 o 1,5. También existen combinaciones, pero siempre teniendo en cuenta que 4,5 es la puntuación mayor.