Foto: Alicia Fonseca Sandoval

Redacción ELPOLI.pe

Andrea Hurtado recibió una excelente noticia este último fin de semana. Y es que, la Federación Internacional de Natación (FINA) acaba de otorgarle la ‘Beca FINA’, beneficio que la va a permitir a la nadadora nacional prepararse durante todo el 2019 en la Universidad de Tennessee, Estados Unidos.

Publicidad

La abandera en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 atraviesa por un gran momento deportivo. Este año se ha consagrado en certámenes muy importantes como los Juegos Suramericanos en Cochabamba, donde conquistó la presea dorada en los 200 metros espalda; y hace unos días, en el Sudamericano Absoluto en Trujillo, se alzó con la medalla de bronce en los 100 metros espalda y en los 4×100 metros combinado.

En una entrevista exclusiva con ELPOLI.pe, Hurtado Pereda nos cuenta algunos pormenores sobre cómo recibió esta información y cómo la afrontó. Manifiesta también que Carlos Eduardo Tabini, presidente de la Federación Deportiva Peruana de Natación (FDPN), fue el primero en ponerse en contacto con sus familiares.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

“El señor Tabini conversó con mi mamá y luego, algunos días después, ella me lo dijo. La verdad que ni bien me enteré me quedé impactada. Estaba feliz, pero a la vez triste, porque me voy a alejar un poco de mi familia, de mis compañeros, a quienes conozco de toda la vida. Sin embargo, también lo tomé con mucha alegría porque es una oportunidad única, ya que un nadador de élite, que ya está destacando, necesita salir y conocer otro tipo de entrenamiento y de preparación”.

Hurtado es consciente de que los resultados que ha obtenido a lo largo de la temporada le han servido para que se le abran las puertas a nivel internacional a sus 17 años. “La federación me presentó como candidata para la beca más que todo por la proyección que tengo. En el reciente Sudamericano Absoluto realizado en Trujillo conseguí superar en los 200 metros espalda la marca A (2m18s45c), clasificatoria para los Juegos Panamericanos Lima 2019”, añadió.

Si bien es cierto que este nuevo rumbo en su vida la mantendrá distanciada de sus seres queridos durante un período prudente, fueron ellos quienes la motivaron para que tomase una decisión. “La FINA brindó la posibilidad de que cada deportista y su familia puedan elegir cuánto tiempo desea formar parte del programa, ya que podían ser de tres a doce meses. Mis padres dijeron que lo mejor es que aproveche la beca al máximo y por eso me voy por todo el 2019, desde que inicia enero. Mi mamá va a ir conmigo los primeros meses para ver si me adapto y para observar cómo es el nivel de entrenamiento”.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

El Programa de Becas FINA fue lanzado en junio de 2013 con la finalidad de que los nadadores elegidos puedan mejorar sus marcas personales de cara a los próximos Campeonatos Mundiales y Juegos Olímpicos. “Desde que llegas te hacen un examen general de lo que te hace falta y que no trabajar. Te miden todos los músculos del cuerpo, y esto lo realizan cada tres meses para analizar como viene siendo tu progreso. Es todo muy constante”, acotó Hurtado.

Finalmente, la destacada deportista indicó que le encantaría vivir en un país en donde tienen al deporte casi como a una prioridad. “Gracias a este beneficio también me han dado la opción de poder estudiar algo en la misma universidad. Sería increíble que luego de culminada la beca pueda residir allá, porque en Estados Unidos hay muchas oportunidades para crecer deportivamente. Perú tiene demasiado talento, pero faltan cosas técnicas, como evaluaciones más minuciosas. Esas cosas, por más pequeñas que sean, marcan la diferencia”.