[Foto: Jacinto de Jesús]

Redacción ELPOLI.pe

La situación que atraviesa la Federación Deportiva Peruana de Karate (FDPK) preocupa mucho no solo al entorno del deporte en nuestro país (deportistas, entrenadores), sino también al máximo ente regulador de esta disciplina. Y es que desde agosto pasado, la federación se encuentra suspendida y los atletas no pueden usar ningún elemento representativo del Perú en el certamen en que participen.

Publicidad

El presidente de la Federación Mundial de Karate (WKF, por sus siglas en inglés), Antonio Espinós, conversó en exclusiva con ELPOLI.pe para que nos pueda aclarar el panorama de uno de los deportes en donde los peruanos más destacan. Al parecer, el proceso para elegir a las nuevas autoridades de la FDPK, que realizó el Grupo de Trabajo encabezado por Gladys Eusebio Alberto, generó una sensación de incertidumbre.

“El problema es no tener un Grupo de Trabajo elegido democráticamente, que es lo que marca los estatutos de la federación mundial, y no haber subsanado esta situación a pesar de la paciencia que hemos tenido. Nos decían que iban a hacer elecciones, pero luego las suspendían o las aplazaban”, fueron sus primeras declaraciones.

En el último mundial realizado en Madrid, los deportistas peruanos no fueron inscritos con el nombre de Perú, sino con las siglas de la Federación Mundial.

“Dijeron que las elecciones se llevarían a cabo el 12 de agosto; sin embargo, al final nos enviaron una carta días antes atrasándolas otra vez. Entonces no hubo más remedio que, debido a la falta de confianza que nos dio toda esta situación, proceder a que el Comité Ejecutivo acordará suspender a la federación peruana. A pesar de la sanción, sus deportistas han seguido con su derecho y han participado absolutamente en todos los eventos”, añadió.

La FDPK anunció mediante sus redes sociales que el último 23 de septiembre se llevó el proceso electoral para nombrar al nuevo Consejo Directivo y que la lista, presidida por Luis Miguel Basualdo, fue la ganadora.

“Estamos esperando que nos manden la documentación que necesitamos para que se confirme que se han celebrado unas correctas elecciones, que ya tienen una nueva directiva y un nuevo presidente. Tenemos dificultades para que nos manden esos papeles, no sé qué es lo que pasa con su Grupo de Trabajo que no es capaz de enviarnos esa documentación rectificada por las autoridades peruanas”, precisó.

Antonio Espinós se muestra optimista con este tema, pero a la vez muy indignado y contrariado. “Pienso que es una situación que se va a resolver pronto, pero parece mentira que la federación peruana esté pasando por lo que está pasando y el mal funcionamiento que están teniendo, ya que no son capaces de resolver una cuestión de un rato y tardan más de un año”.

El directivo también se manifestó sobre la posibilidad de que a la llegada de Lima 2019 la federación nacional se mantenga suspendida. “Hemos tenido un intercambio de información con ellos. Hasta ahora son todas buenas intenciones, pero nada más. Para los Juegos Panamericanos falta menos de un año, no me puedo ni imaginar si dentro de ese tiempo todavía no se ha resuelto este problema”, finalizó.