Foto: Alicia Fonseca Sandoval

Desde Buenos Aires

Llegó a los Juegos Olímpicos de Buenos Aires 2018 en el puesto 15 de la clasificación. Era el peruano con más expectativas, aunque los tiempos de sus rivales le llevaban amplia ventaja.No obstante, Ángel Sosa disputó el oro.

Publicidad

El joven chalaco de 18 años, quien llegó al remo casi por casualidad, consiguió lo inesperado: meterse en la final de la prueba individual de remo y se quedó a solo ¡31 centésimas!, sí, a nada de la medalla.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

“Qué feo sentirse así. Fueron centésimas nada más, pero sé que hay revanchas y no duden de que daré todo por el Perú”, dijo al término de la final A, en la que solo estuvieron los cuatro mejores.

Batton’s, llamado así en honor a un destacado tablista hawaiano a quien su padre admiraba, clasificó a la final luego de una extraordinaria remada en las ‘semis’.

Su actuación fue destacada y alentada por sus padres, Lalo y Mila, quienes arribaron a la Argentina para verlo, pero también por los propios argentinos, uruguayos, paraguayos, colombianos, cubanos y otras nacionalidades. Lo merecía. Llegando de atrás fue el único sudamericano finalista de la prueba.

Foto: Alicia Fonseca Sandoval

“Quería la medalla. Ahora queda trabajar más duro para lograrlo en uno de mayores”, sostuvo el remero nacional. Sosa cerró la final con 1m34s15c, a solo 31 centésimas del bronce, que quedó en manos del australiano Cormac Kennedy – Leverett. El oro fue para Ivan Tyschchenko de Ucrania y la plata para Ivan Brynza de Bielorrusia.