Foto: Alicia Fonseca

Desde Buenos Aires

Recién llegados a Buenos Aires, los representantes peruanos en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 tuvieron su primer encuentro con la organización de la competencia. Entusiasmados y con la adrenalina a full, no obstante haber llegado de madrugada, los nacionales disfrutaron del entretenimiento que les brinda la Villa Olímpica.

Publicidad

Aunque su arribo a la Argentina fue a las 4:42 de la mañana, se tomaron el tiempo necesario para reconocer la casa que los acogerá por más de dos semanas y que los recibió plena de alegría y novedades. La que más llamó su atención fue el ‘yogger’, un chip que les permite socializar con los deportistas de otras nacionalidades.

 

Foto: Alicia Fonseca

El ‘yogger’ les permite intercambiar información entre quienes se conectan, tipo bluetooth, y acumular puntos que no solo les dan premios, sino también les permite ser parte de actividades recreativas y didácticas preparadas por el comité organizador.

 

Foto: Alicia Fonseca

Asimismo, disfrutaron de la exhibición de acrobacias, orientación en salud, mejoramiento de performance, juegos interactivos, entre otras actividades que les hicieron olvidar el cansancio y, por el contrario, los cargaron de energía para iniciar sus entrenamientos el mismo día de la llegada. “No queremos parar”, dijeron al unísono el remero Ángel Sosa; los nadadores Adrián Paseta y Samantha Bello; así como los marchistas Freysi Donayres y Kevin Ccahuana, alentados por la chispeante judoca Noemí Huayhuameza. Saben que el Perú es su divisa y llegaron a Buenos Aires a defenderla.