Foto: Mark Shearman

Redacción ELPOLI.pe

La valla estaba a 2.03 metros y Mariya Lasitskene (Mariya Kuchina) saltó por encima. Fue la única que lo pudo hacer, asegurando así la medalla de oro… pero no para su país. Nació en Rusia, pero ANA fueron las siglas que acompañaron a la saltadora de altura durante todo el Mundial de Atletismo Londres 2017.

Lasitskene fue una de las 19 atletas rusas autorizadas por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) para competir en el último mundial, pero sin llevar los colores rusos. Lo hicieron bajo bandera neutral y usando las siglas ANA: Atletas Neutrales Autorizados. Si ganaban una medalla de oro, el himno ruso no sonaría en el Estadio Olímpico de Londres.

Y así sucedió con Mariya. Con su salto de 2.03 metros fue la mejor de la prueba en Londres, pero ni la bandera, ni el himno de su país estuvieron presentes. La ceremonia de premiación fue una de las menos emotivas que se han visto en la historia de los campeonatos mundiales de la IAAF.

Ella fue la única de los atletas ANA que ganó una medalla de oro. Otros cinco ganaron una de plata: Serguei Shubenkov (110 metros con vallas), Serguei Shirobokov (20 km marcha), Danil Lysenko (salto alto), Valeri Pronkin (lanzamiento de martillo) y Daria Klishina (salto largo).

IAAF se ha puesto firme con la suspensión de Rusia luego de las acusaciones de dopaje sistemático en contra de dicho país. Hasta la fecha, el ente rector del atletismo mundial mantiene la suspensión contra la federación rusa de este deporte y por eso solo 19, que cumplieron estrictos requisitos de controles, pudieron estar en el Mundial.