Foto: Willmar Montañez León

Redacción ELPOLI.pe

Durante mucho tiempo el deporte automotor se ha relacionado con el género masculino. Sin embargo, hace casi ocho años una mujer llegó a las carreras de circuito y derribó el muro que hasta ese momento parecía imposible de tumbar. Su nombre: Verónica Peyón.

También conocida como “La Reina de la Chutana”, Verónica fue la primera mujer peruana en incursionar en este emblemático autódromo. Desde muy chica se sintió atraída por la velocidad, pero recién a los 18 años tuvo su primer contacto con un vehículo de carrera: “Empecé corriendo karts, recuerdo que mi papá me llevó a una carrera de alquiler y ese fue mi primer contacto con los fierros”.

Vivir esa experiencia la dejó fascinada. Tanto así que alquiló un kart y comenzó a entrenar. La pasión fue aumentando y ya no quería alquilarlos, quería uno para ella. Así fue como se compró uno y  al poco tiempo ya estaba sentada en el punto de partida del Campeonato Nacional de Kartismo. La afición saludó que por fin una mujer esté presente en el circuito.

 

Con el paso del tiempo, Verónica decidió atreverse a más y se inscribió en el circuito de carreras de autos. Así llegó La Chutana y, en aquellos tiempos, era la única mujer que competía: ”Durante muchos  años fui la única mujer que participaba de la carreras, pero hoy en día hay muchas más que están ingresando en el mundo del automovilismo, los karts, motocross, etc. Las mujeres están demostrando que pueden”.

Y así como en todos los ámbitos de la sociedad, la presencia de la mujer ha sido determinante para el desarrollo, en el deporte se ha sentido la misma evolución: “Es muy importante que podamos competir, esto atrae más gente. Ya no tendríamos solo al género masculino participando sino también al femenino y esto hace que cada vez haya más fanáticos en este deporte”.