Redacción

Ángel Pozada Marcos es un destacado deportista de 17 años y además, un aplicado estudiante de Administración y Negocios Internacionales en la Universidad Alas Peruanas. Su gran pasión es el taekwondo, disciplina que le ha dado muchas satisfacciones a él y a su familia al conseguir cerca de 40 medallas. Hoy nos cuenta sus sueños de seguir dándole lauros al Perú.

“Me siento muy feliz y orgulloso de poder representar al Perú, hay muchas personas que intentan estar en una selección y somos muy pocos los deportistas que podemos tener se honor”, nos empieza diciendo.

¿Qué modalidad de taekwondo manejas mejor?

El taekwondo  tiene dos estilos: poomsae, que es un arte de demostración, como un baile, y kerugui, que es pelea, combate cuerpo a cuerpo y que es lo que yo practico desde los 6 años y en donde he tenido muchos buenos resultados.

¿A quién admiras en el taekwondo?

Al turco Servet Tazegül, ha sido 5 veces campeón olímpico, he visto sus pelas y su estilo lo aplico.

¿Cuál es tu trayectoria en este deporte?

Empecé desde pequeño (6 años) en mi colegio y me gustó. Comencé a entrenar poco a poco, terminé el colegio y no lo quise perder. De ahí busqué una academia de taekwondo en Lince, la cual me está ayudando actualmente a seguir adelante y me preparo todos los años sin parar. Si quieres ser el mejor tienes que entrenar todos los días.

¿Qué torneo se aproxima?

Está planificado un viaje a Miami a mitad de este año y Dios mediante, con la ayuda de mi familia, podré sacar un logro para el país. El taekwondo no es tan conocido como otros deportes y me gustaría que la federación se sume al apoyo que, en la medida de sus posibilidades, me da mi familia. Sería muy importante para mí.

Pocos saben que eres un aplicado estudiante universitario…

Curso el segundo ciclo de Administración y Negocios Internacionales en la Universidad Alas Peruanas, que me apoya con una media beca y con un programa que me permite hacer las dos cosas: entrenar y estudiar. Hace dos meses estuve en Chiclayo en los Juegos Universitarios y gané el primer puesto junto a otros compañeros. Mis padres Ángel Pozada e Isela Marcos me alientan, me motivan y eso es importante para mí.

¿Qué expectativas para este 2017?

Espero traer más medallas, tener más participaciones y viajar, esa es mi meta y para eso entreno, para ser el orgullo de mis padres.