Escribe: Gabriela Tippe

Entrenaba para una de las carreras más importantes de su vida, pero lamentablemente se fracturó la muñeca del brazo izquierdo en el circuito de práctica. Ahora se verá obligado a dejarle el camino libre a un rival que no le llevaba mucha ventaja.

El español Tito Rabat, vigente campeón, fue llevado al hospital de Almería para ser intervenido quirúrgicamente horas antes de su viaje a Japón. En dicho país será evaluado por los médicos del Campeonato Mundial Moto2, quienes autorizarán o no su participación en el Gran Premio que ahí se correrá, aunque el capítulo final de esta historia parece estar ya escrito.

Ya que Rabat es uno de los competidores más fuertes; si no llegara a competir, el título de  campeón del mundo de Moto2 estaría casi asegurado para el francés Johann Zarco porque entre los dos hay una diferencia de 78 puntos y terminada esta carrera solo quedarán 75 puntos en disputa. Los otros pilotos están muy lejos de ambos.

Este es el segundo incidente de Rabat en el año, ya que en julio se fracturó la clavícula derecha días antes de Gran Premio de Alemania. Aquella vez tomó la salida, pero abandonó la prueba en la última vuelta.