Foto: Lima 2019

Redacción ELPOLI.pe   

El camino que conduce a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 es cada vez más corto y los pesistas peruanos alistan los brazos para asegurar un boleto al continente asiático. Terminado el Grand Prix Lima 2019, donde Perú no celebró medallas, pero sí algunos récords; la estrategia nacional apunta a clasificar a dos pesistas a la más grande cita que el deporte mundial tendrá el próximo año.

 

ELPOLI.pe conversó con Aymer Orozco, entrenador de la selección peruana de levantamiento de pesas, quien confirmó los planes de este deporte para Tokio 2020. ¿Qué divisiones tienen mayores opciones y cómo se trabajará para lograr el objetivo? Él mismo nos lo cuenta, pues el plan ya empezó a ejecutarse.

Una de las primeras muestras es que Shoely Mego cambió de división y desde ahora competirá en los 55 kg. Antes lo hacía en los 58 kg, pero optó por el cambio para estar más cerca de la clasificación olímpica. Precisamente, su división es una de las dos por las que apuesta la federación para clasificar a Tokio 2020.

“Perú apunta a llevar a dos pesistas a Tokio 2020. Se sabe que para clasificar a los Juegos Olímpicos en nuestro deporte se tiene que estar entre los ocho primeros del mundo y la otra opción es obtener el cupo como el mejor del continente. A esta última posibilidad apuntamos con las divisiones de 55 kg (damas) y 67 kg (varones)”, comentó el entrenador.

La división 67 kg es donde actualmente compite David Bardalez, medallista de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y quien en este último Grand Prix levantó dos kilogramos más (293 kg) que en aquella oportunidad.

Los próximos eventos para los seleccionados nacionales en busca de sumar puntos para su clasificación serán en Argentina a finales de este año y en el Campeonato Panamericano que se realizará en abril del próximo año en República Dominicana.

PROBLEMAS PARA ENTRENAR

El profesor Orozco confía en que para estos torneos importantes, el equipo sí pueda contar con las mejores condiciones para entrenar. Y es que en la previa del Grand Prix Lima 2019, la falta de un lugar adecuado para realizar los entrenamientos fue uno de los aspectos más complicados que le ha tocado sobrellevar.

“La selección no pudo prepararse de la mejor manera para este certamen debido a que luego de su participación en los Juegos Panamericanos nos quedamos sin lugar de entrenamiento hasta mediados de octubre en donde recién pudieron regresar a la Videna. En ese tiempo de para nos permitieron entrenar en el gimnasio del Comité Olímpico Peruano, aunque no fue suficiente debido a que en ese lugar acuden muchos atletas y solo se podía ir a entrenar en grupo reducidos de 4 o 5 personas. Incluso muchos deportistas se regresaron a sus lugares de origen”, comentó.

BALANCE DEL GRAND PRIX

Además, el entrenador hizo un balance general de la participación peruana en el Grand Prix, donde Marco Rojas (61 kg) no participó por una lesión en el muslo.

Dentro del balance realizado por el profesor, lo más importante en este certamen son las actuaciones de Fiorella Cueva, récord nacional en arranque (74 kg) y en total (164 kg); Amel Atencia, récord panamericano sub-17 en arranque (137 kg) y total (302 kg) y el cuarto lugar obtenido por Oscar Terrones quien levantó 130 kg en arranque, 165 kg en envión y 295 kg en total.

Eldi Paredes (64 kg) se ubicó en el 5° puesto; Angie Castro (87 kg) se ubicó en el 7° puesto; Estrella Saldarriaga quien venía de recuperarse de un cuadro de hepatitis, se ubicó en 6° puesto.