Foto: Renato Albino

Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

Carlos Lam, John Trebejo y Oliver del Castillo consiguieron la octava medalla de oro para el Perú en los Juegos Panamericanos Lima 2019. El equipo masculino se impuso a todos sus contrincantes en el Polideportivo de Villa El Salvador, pero esto no hubiera sido posible si no fuera por el valor que tanto los representa: la amistad.

Publicidad

 

“Esa es la esencia, lo que nos ha mantenido juntos en los momentos complicados. Gracias a esto, unido a que los tres somos disciplinados, nos trazamos un objetivo y peleamos ante cualquier cosa”, sostuvieron luego de ser premiados con el galardón más anhelado.

Los deportistas fueron superiores gracias a su impecable coordinación y a los movimientos sincronizados que realizaron sobre el tatami. Su trabajo arduo y la seguridad que tuvieron entre sí, influyeron mucho en el éxito de Lima 2019.

“Nos conocemos tanto, hay confianza y cada uno es consciente de lo que tiene que hacer, ya también son años de experiencia. Sabemos que no tenemos que decirnos nada o a alguno a veces sí, dependiendo de la situación”, añadieron.

Cuando los señalaron como vencedores, o cuando se colgaron el metal dorado, las lágrimas empezaron a brotar producto de la alegría y la emoción. Los tres amigos, y compañeros de selección, tenían grandes motivos. “Recordamos las cosas que uno hace por amor al deporte y que se vio reflejado. En ese momento te acuerdas cuántas veces te caíste y cuándo te comentaron que no podías y dijiste: ‘no, lo voy a hacer’”.