Diseño: Renato Albino

Redacción ELPOLI.pe

El inicio del karate en los Juegos Panamericanos Lima 2019 estuvo marcado por una gran actuación del kata peruano. Los nacionales se lucieron de forma individual y por equipos, finalizando el día con una medalla de oro y tres de bronce. Uno de los protagonistas, y quien jugó un papel muy importante en la consagración nacional, fue el público que asistió al Polideportivo de Villa El Salvador.

Publicidad

La jornada aperturó con la competición de kata femenino, donde Ingrid Aranda finalizó segunda en su grupo y pasó a disputar la medalla de bronce. Mismo destino tuvo el joven Mariano Wong, quien por diferencia de menos de un punto se quedó sin la oportunidad de tentar la presea dorada. El campeón del mundo, el venezolano Antonio Díaz, fue el líder de su pool.

La segunda parte de la fecha histórica llegó con la salida al tatami del equipo femenino, conformado por Andrea Almarza, Sol Romaní y Saida Salcedo. El conjunto patrio mostró gran coordinación, pero no le bastó para ser líderes en su serie. Con lágrimas en los ojos de alguna de ellas, se despedían del oro panamericano.

Diferente fue la suerte del ahora inolvidable equipo masculino de kata. Carlos Lam, John Trebejo y Oliver del Castillo superaron en puntaje a los seleccionados de Colombia y Nicaragua con un total de 24.20 puntos. De esta manera el trío bicolor accedió a la final, que tendría un desenlace para el recuerdo.

Así, pues, los cientos de espectadores se acomodaron en sus asientos y disfrutaron de lo que estaba por venir. La primera en llegar al podio fue Ingrid Aranda, quien corrió en busca de su familia cuando los jueces la dieron como vencedora y se quedó con el bronce. Wong, por su parte, sostuvo una pareja disputa con el mexicano Waldo Ramírez, pero se terminó quedando con el metal de bronce y festejándolo con sus padres en las tribunas.

En la modalidad por equipos, el femenino se situó en el tercer lugar debido a que su similar de Costa Rica no hizo acto de presencia. Esta situación no le quita mérito a lo hecho por las seleccionadas peruanas, ya que fueron las segundas mejor ubicadas en la fase de grupos.

El broche dorado lo pusieron Lam, Trebejo y Del Castillo. Los karatecas entraron al Polideportivo decididos a conseguir el primer lugar y lo hicieron posible. Cuando México culminó su serie de tres minutos, solo se esperaba el veredicto de los jueces. Segundos de tensión se vivieron en el recinto hasta que apareció el puntaje en la pantalla. Con 25.48 puntos, los varones se metieron en la historia del karate nacional al ser los primeros en obtener una medalla de oro en la modalidad por equipos en unos Juegos Panamericanos.