Escribe: Franco Sánchez Rodríguez

José Luis Casas vivió en carne propia la dificultad de llegar a ser un destacado deportista adaptado en nuestro país. Además, el simple hecho de ser dejado de lado en un principio por una sociedad a la cual estaba dispuesto a proteger, como todo militar, hizo que se replanteara muchas cosas y que empiece a ver en ello oportunidades para ayudar a los que realmente lo necesitan.

Publicidad

Actualmente, con 38 años y con el apoyo de un gran escuadrón sobre su espalda, José Luis se ha logrado convertir en un honorable representante del para atletismo peruano y en el fundador y dirigente de uno de los clubes más importantes del paradeporte nacional: el Centro Para Deportivo Sin Límites.

Foto: Angel Leiva

“Somos más de 3 millones de personas con discapacidad en el país, alrededor del 10% de la población; sin embargo, no los vemos a todos porque la misma sociedad muchas veces nos excluye. Por eso, difundamos y promovamos más el deporte”, le contó en exclusiva a ELPOLI.pe.

Sobre la asociación que lidera, Casas Carrión dijo que su experiencia en Estados Unidos, donde vivió luego de la emboscada terrorista del cual fue víctima casi 7 años atrás y la que le produjo la pérdida de la pierna izquierda, le ayudó para tener otra perspectiva de las cosas.

“En el 2015 fundo ‘Sin Límites’ con la finalidad de que las personas con discapacidad puedan incluirse nuevamente en la sociedad mediante el deporte. El tema paradeportivo ha estado muy aislado en el Perú. Se habla bastante de inclusión ya que los escenarios deportivos aún no son adaptados”, añadió.

Asimismo, indicó que los integrantes de este club tienen la posibilidad de disfrutar de diversos pasatiempos. “Esta es una asociación que no solo promueve el voleibol sentado, sino también el para atletismo, el parataekwondo, el parabádminton, entre otras disciplinas”.

Finalmente, el paradeportista paralímpico en Río 2016 expuso lo que anhela para el presente año en sus tres facetas. “Mi objetivo como para atleta es llegar a una final en Lima 2019; como dirigente, que mi club siga creciendo y que continuemos promocionando el deporte; como persona, ser un activista de los derechos de las personas con discapacidad”.