Foto: Raul Sifuentes / Getty Images

Redacción ELPOLI.pe

La Federación Internacional de Levantamiento de Pesas (IWF, en inglés) decidió, un mes atrás, modificar las diferentes categorías de competencia para los próximos Juegos Olímpicos. Este fallo trajo consigo una sensación de incertidumbre en los halterófilos nacionales, ya que tenían que evaluar si subían o bajaban de peso, qué era lo mejor para ellos, para su carrera deportiva y para su organismo.

Publicidad

Si bien es cierto, el cambio de divisones recién se hará efectivo para el Mundial Absoluto 2018 que se celebrará en Turkmenistán del 01 al 10 de noviembre, la preparación de los deportistas peruanos debe continuar y tienen que adaptarse lo antes posible a sus nuevos pesos.

ELPOLI.pe, como ya es costumbre, buscó la opinión de los protagonistas para saber qué decisión habían tomado y si la medida que otorgó la IWF los había perjudicado o favorecido.

Hernán Viera (105 Kg. – 109 Kg.)

“Lo que conversé con mi entrenador es que debería subir a los 109 Kg. por una estrategia para los Juegos Panamericanos. Antes de los 109 Kg. está la de 102 Kg., y esta no es una categoría olímpica. Lo hice pensando en acumular puntaje para mi clasificación a los Juegos Olímpicos; prefiero mil veces aumentar mi peso ahora. Este cambio me beneficia bastante porque va a haber mucha más competencia, y eso es lo que a mí me gusta”.

Fiorella Cueva (48 Kg. – 49 Kg.)

“En mi división no hay un gran cambio, ya que solamente es de un kilo. Aún tengo que mantenerme dentro de los 48 Kg. porque todavía debo competir en el Panamericano Juvenil. Estoy haciendo más repeticiones y trabajos complementarios. Solo queda adaptarnos porque ya no podemos hacer nada”.

Óscar Terrones (69 Kg. – 73 Kg.)

“A muchos les va a favorecer los cambios, como a mí. Ya tenía pensado de todos modos subir a los 77 Kg., pero gracias a Dios la nueva división es de 73 Kg. Es una decisión que tomé con mi entrenador para mejorar mi organismo y subir las cargas. Debo aprovechar cada kilo para progresar en las modalidades. Era un cambio avisado, creo que lo que se busca es la participación de más atletas y que surjan los menores”.

Tessy Sandi (53 Kg. – 55 Kg.)

“El cambio que ha dado la IWF, el cual se venía planificando desde meses atrás, nos cayó de sorpresa. A mí me favorece porque subo y puedo ganar masa muscular y recuperarme de un esguince que tengo en el codo. Si bajo me afectaría mucho en las lesiones y no es para nada favorable”.

Marcos Rojas (56 Kg. – 61 Kg.)

“Mi decisión fue subir de categoría porque anteriormente ya me costaba llegar a los 56 Kg. Si bajo a los 55 Kg. va a ser mucho peor. Mientras uno suba de peso acumula más fuerza, pero también debe saber cómo aumentar, incrementar masa muscular con poca grasa. Al principio cuesta, debido a que tienes que adaptarte al peso por lo menos un mes. Los de la IWF por algo han puesto estas nuevas divisiones”.

Eldi Paredes (63 Kg. – 64 Kg.)

“En mi caso no hay ningún problema porque es solo un kilo más, no me afecta. Estamos en plena preparación y tenemos otro tipo de rutina, ya que se viene el Panamericano Juvenil. Con las modificaciones que se dieron nos pusieron nuevas normativas para obtener un cupo al Mundial Absoluto. Debieron esperar hasta el próximo año para hacer los cambios, pero ya está, solo nos queda acatar”.

Es importante mencionar que el Jefe de Unidad Técnica de la Federación Deportiva Peruana de Levantamiento de Pesas (FDPLP), Juan Segura, indicó que va a ser muy importante el Panamericano Juvenil 2018 para el futuro de los pesistas peruanos. Después de ese certamen verán qué es lo más favorable para cada deportista. El torneo continental se llevará a cabo en Colombia del 05 al 12 de setiembre.

Juan Segura (Jefe Unidad Técnica)

“Estamos esperando ver los resultados de nuestros representantes en el Panamericano Juvenil para luego decidir en qué división le conviene estar a cada uno. El entrenador y el comando técnico evalúan dónde puede ser mejor para ellos. Al ser este un cambio a nivel mundial, no solo nos desequilibra a nosotros, sino también a los demás países. No podremos saber que tanta ventaja o desventaja tiene esto hasta la primera competencia internacional”.

Vale precisar que con la variación de las divisiones también cambian las normativas para cada categoría. Es decir, los halterófilos necesitarán hacer un mayor total, ya sea en un control o en una competencia, para conseguir uno de los cupos que brinda la FDPLP para el Mundial Absoluto.

Luego del cambio, las categorías olímpicas para las mujeres son las siguientes: 49 Kg., 55 Kg., 59 Kg., 64 Kg., 76 Kg., 87 Kg. y +87 Kg. Mientras que para los hombres son de: 61 Kg., 67 Kg., 73 Kg., 81 Kg., 96 Kg., 109 Kg. y +109 Kg.